Cómo explicar a una niña la menstruación para empoderarla

Desde que supe que estaba embarazada de una niña me imaginé que ella viviría su menstruación con normalidad desde el primer momento. Que hablaríamos de todas las alternativas que existen para la menstruación y que ese momento en el que la descubriese sería único. Pero como madre realmente te preguntas cómo explicar a una niña la menstruación para empoderarla y no para que le de miedo o la perciba como algo negativo.

Cómo explicar a tu hija la menstruación puede cambiar su vida para siempre. 

 

Si tenemos en cuenta que en la mayoría de los colegios (por no decir ninguno) no existe educación menstrual como tal, es importante que repensemos la manera en la que vamos a iniciar esta conversación.

Actualmente la información que reciben en el cole es puramente biológica y se quedan fuera aspectos emocionales, psíquicos, prácticos…la menstruación da para hablar sobre muchas cosas. Además seguramente los únicos productos de los que haya oído hablar sean compresas y tampones tradicionales. Suerte que esto está cambiando.

Es importante saber cómo explicar a tu hija la menstruación

Haz memoria y trata de recordar cómo te lo explicó tu madre a ti y qué efecto ha tenido esto en tu vida. Quizá tu madre no te lo supo explicar adecuadamente y cuando llegó el momento tenías más dudas que certezas; quizá te lo explicó transmitiéndote su miedo y experiencia negativa; quizá su explicación fue únicamente “te va a doler”…o quizá fuiste afortunada y tu madre se esforzó por explicártelo de una manera neutra y práctica para que tú sacaras tus propias conclusiones.

Sea como fuere, si tienes una hija (o ahijada o sobrina o niña de tus ojos en general) tienes una nueva oportunidad para que ella pueda vivir su menstruación de manera informada y libre.

Y si tienes un hijo, también tienes una oportunidad estupenda de que las mujeres que vayan a compartir con él la vida de alguna manera se sientan comprendidas, apoyadas y libres.

Consejos para hablar a tu hija sobre la menstruación

Comparto contigo una serie de tips que yo he puesto en práctica en diferentes talleres y ocasiones personales. Hazlos tuyos y adáptalos a la manera de comunicaros que tengáis tu hija y tú.

A qué edad debes explicar la menstruación a una niña

Creo que nunca es demasiado pronto para empezar a hacerlo. La menstruación es algo normal que tu hija vivirá en algún momento de su vida y que previsiblemente le acompañará durante unos 40 años. Cuanto antes esté presente en su vida de manera natural, mejor.

Aunque creas que aún es pequeña, puedes empezar nombrando la menstruación cuando tú la tengas, normalizando el hablar de productos de higiene menstrual delante de ella y respondiendo a sus preguntas si las tiene. Mucho mejor introducirlo de manera natural a tener que sentarte en modo serio a hablar del tema.

Momento oportuno

Es importantísimo empatizar con nuestras hijas y entender que aunque a nosotras nos parezca lo más normal del mundo, para ella es algo aún desconocido (por mucho que le hayamos comentado y haya visto). Intenta encontrar un momento tranquilo e íntimo y antes de lanzarte a explicar detalles pregúntale si le apetece hablar del tema en ese momento.

Ponte en su lugar

Te animo a que antes de iniciar la conversación, te teletransportes a unos años atrás, cuando aún eras una niña y no tenías mucha experiencia con la menstruación. 

Por mucho que supieses siempre es un shock. Recuerdo a mis 11 años que yo estaba deseando que me viniera y mi madre me había hablado con naturalidad sobre ella. Aún así, la primera vez que vi una mancha en mis braguitas pensé que me había cagado encima. Así como te lo cuento.

Poniéndote en su lugar será más fácil conectar con tu hija. Cuéntale alguna anécdota graciosa que rompa el hielo.

Empieza por el principio

Explica la menstruación de una manera sencilla. Empieza explicándole qué es la menstruación a nivel biológico. Lo que va a suponer para su cuerpo y los cambios que va a experimentar. Esto seguramente le suene de las clases de biología y no le pillará tan desprevenida.

Luego introduce poco a poco los aspectos anímicos y psicológicos que conlleva menstruar; a menudo son los que más dudas y miedos despiertan, trátalos poco a poco.

Explica a tu hija el ciclo menstrual

Conocer tu ciclo menstrual es lo mejor que puedes hacer para vivir tu menstruación de una manera positiva. Enséñale a tu hija que existen varias fases durante el ciclo menstrual y que puede empezar a apuntar en su diario o agenda algo significativo de cada día del ciclo para averiguar cómo es cada una de sus fases y poder sacarle partido.

Si no sabes de lo que te hablo, puedes leer este post y descargarte un diagrama menstrual gratuito aquí.

No la predispongas al dolor menstrual

Nuestras palabras tienen un poder muy fuerte y de pequeña todo suele impactar bastante. Si quieres hacerle saber a tu hija que la menstruación puede ser dolorosa recuerda estos puntos:

  • Una menstruación sana no debería doler.
  • En todo caso no le digas que duele, dile que a veces puede doler
  • Explícale que si le doliese mucho, ha de informarse sobre su dolor y buscar soluciones, que no se conforme.
  • Cuéntale que tener sensaciones diferentes en el cuerpo es normal. En ocasiones la inflamación del útero, los gases y los calambres musculares pueden resultar molestos pero por suerte son aspectos manejables.
  • Si a ti te ha dolido mucho, intenta no transmitirle ese miedo. Se positiva y asegúrale que a ella no le va a doler.
  • Infórmale de todas las alternativas que existen para el dolor menstrual. Puedes compartir con ella este post o este video de Youtube sobre el dolor.
  • Si le duele la menstruación y no sabes muy bien cómo ayudarla, siempre puedes regalarle nuestro CURSO para gestionar el dolor menstrual donde aprenderá todas las herramientas a su alcance para sobrellevarlo mejor.

Hazle un regalo de bienvenida al ciclo menstrual

Celebrar con tu hija su menstruación es uno de los mejores regalos que le puedes hacer. 

Organiza una velada de madre e hija; hacer vuestras cosas favoritas, ved una película que a ti como mujer te haya marcado, hacer una rutina de cuidados como aplicaros una mascarilla facial casera o peinaros la una a la otra, ir a dar un paseo a un sitio especial para ambas…cualquier cosa que suponga pasar tiempo de calidad juntas.

También puedes regalarle un pack para la menstruación con diferentes alternativas para que ella elija la que más le gusta. Por ejemplo una copa menstrual y una braguita para la menstruación, nuestro pack para niñas. O infusiones para el dolor menstrual. Realmente existen muchísimas opciones diferentes. 

Celebrar la menstruación con tu hija de una manera positiva y festiva hará que el recuerdo sea inolvidable y sin duda os unirá muchísimo.

Infórmale de todos los productos que existen

Hace unos años, apenas se conocía más que la compresa y los tampones. Sin embargo son muchos los productos que existen como alternativas a estos.

Explícale que puede usar compresas de tela, copa menstrual, bragas para la menstruación, esponjas marinas…incluso puede aprender a expulsar la menstruación cuando ella desee (free bleeding). Es importante que conozca todas las alternativas y use las que más se adecúen a su cuerpo y estilo de vida. Y lo más importante: que puede variar y usar diferentes alternativas en diferentes momentos.

Edúcate a ti misma para educarla a ella

Lo más importante a la hora de hablar de menstruación con nuestras niñas es habernos informado nosotras antes. Autoeducarnos mejora nuestra calidad de vida y la manera con la que nos enfrentamos a nuestra menstruación y al mundo. Saber es poder. En nuestro blog tienes muchísima información, te animo a leerla poco a poco y a aventurarte en este maravilloso camino del autoconocimiento. Quizá explicárselo a tu hija es la excusa perfecta para retomar ciertos puntos y descubrir alguna cosa que seguramente se te había pasado por algo.

Espero que vivas este momento con mucha positividad y entusiasmo, yo personalmente estoy deseando que llegue el momento de hablarle a mi hija sobre el ciclo menstrual…tan solo me quedan aproximadamente 12 años para que sepa exactamente de lo que le hablo.

 

Paloma.