Ciclo menstrual y menstruación Higiene menstrual Primera menstruación

¿Cómo puedo acompañar la primera menstruación de mi hija?

entrada-tu-primera-menstruacion-kit-productos-primera-regla-cyclo

Recuerdo perfectamente mi primera menstruación. Fui de las últimas de mi clase, y yo, al tener una hermana mayor y a mi madre, pensaba que lo sabía todo sobre la regla. Me sentía súper preparada para mi primera menstruación. Sin embargo, era inevitable sentir miedo e inseguridad: ese quiero pero no quiero al mismo tiempo. Quiero saber lo que ocurrirá con mi cuerpo en mi primera menstruación, pero al mismo tiempo me da miedo no saber lo que viene o tener que sangrar para el resto de mi vida. Y recuerdo muy bien como el día que finalmente me vino, lo primero que hice fue gritar “mamaaaaaaaa”. Ella apareció rauda y veloz anunciando “Te ha venido la regla”. Lo sabía ella antes casi que yo. Recuerdo ese momento con ternura y emoción. Y sin duda, así es como quiero que lo recuerde mi hija y mi sobrina, con emoción y sin miedo. Por eso quiero ayudarte a quitarle el miedo a la regla que a veces acompaña a nuestras niñas. 

Me viene a la memoria mi yo de 11 años, curiosa y preguntona. Me acuerdo de la repetidora de clase, más desarrollada que todas nosotras, quien nos contaba unas historias espeluznantes de amigas y primas suyas desangrándose en cualquier sitio debido a su regla. Ahora lo pienso y me hace gracia cómo exageraba estas historias, pero mi yo preadolescente se hacía muchas preguntas. Entre ellas:

  • ¿Cuánta sangre menstrual sale?
  • ¿Cómo sale la sangre de la regla, a chorros?
  • ¿Duele?
  • ¿Cómo se mete un tampón en la vagina?¿Eso siempre está abierto o qué tengo que hacer para que pase el tampón?
  • ¿Qué pasa si me viene la regla en medio de clase?
  • ¿Me quedaré embarazada ahora que voy a tener la regla?

Todas estas preguntas son solo algunas de las que pueden cruzar la mente de una adolescente que está esperando su primera menstruación. 

Cada vez tenemos más acceso a la información y gracias, en parte, a las redes sociales, las niñas pueden encontrar respuestas. Pero el miedo, ese miedo a lo desconocido, es difícil de eliminar.

¿Qué papel tenemos las madres, tías, profes y en general adultas con adolescentes a nuestro cargo?

Esta pregunta me encanta porque realmente tenemos el súper poder de acompañar a nuestras niñas en su primera menstruación de una manera que la mayoría de nosotras no vivimos cuando éramos adolescentes.

Menstruar da miedo, y muchas veces no vemos sangre menstrual hasta que nos viene por primera vez. Por eso es importante contar con recursos para acompañar a nuestras niñas y que tengan herramientas para afrontar el miedo que da a veces menstruar.

Madre le enseña a la hija cómo ponerse la copa

¿Qué puedo hacer para quitarle el miedo a la menstruación?

En los talleres que ofrecemos en CYCLO, son muchas las madres que me preguntan qué pueden hacer para que su hija sepa qué productos utilizar, cómo gestionar el dolor o simplemente cómo vivir de manera más saludable su menstruación. Porque muchas de nosotras hemos vivido sufriendo nuestro ciclo menstrual durante muchos años hasta que hemos accedido a información de calidad y educación menstrual. 

Quiero compartir contigo 3 consejos que te van a ayudar a acompañar a tu hija en su primera menstruación para que la viva sin miedo.

1. Visibilizar la menstruación

Recuerdo a mi madre hablarme de la menstruación, pero no recuerdo jamás ver una compresa con sangre, o un tampón. Si bien podía preguntar lo que quisiera al respecto, nunca la vi. Y eso quizá es lo que más dudas me despertaba. Cómo puede ser algo tan común, que ocurre todas los meses, y sin embargo tan secreto. 

Para mí, la mejor conversación es la que nunca hay que tener. Es decir, si desde pequeñas nuestras hijas ven nuestra sangre menstrual porque nos ven cambiándonos en el baño, porque ven una mancha en nuestras bragas o sábanas o en la ducha por ejemplo, no lo verán con miedo ya que formará parte de su normalidad. 

Imagínate el poder que tiene visibilizar la menstruación y lanzarle el mensaje a nuestras hijas e hijos de que sangrar en este contexto es sinónimo de salud, es normal y es algo de lo que se puede hablar. 

Reconozco que con mi hija pequeña, a veces me cuesta un poco, porque pienso que se va a asustar de ver mi sangre. Pero me he obligado a mí misma a vivirlo con naturalidad para que ella lo pueda vivir así. Ahora tiene 4 años y sabe que a veces las mamás (para ella todas las adultas son mamás) sangran por la vulva y que eso es parte de la naturaleza, que está bien y que no duele. Y para ella ya es normal.

2. Información y educación.

Somos muy afortunadas de vivir en la época que vivimos, ya que ahora contamos con muchísimos recursos educativos para educarnos nosotras y educar a nuestras hijas. Y es importante que entendamos este punto: hay veces que nosotras no sabemos todo lo que no sabemos aún de nuestro ciclo. Por eso te recomiendo que tomes algún curso de educación menstrual, que promuevas algún taller en tu ayuntamiento o en el colegio de tus hijas, en el que tú también puedas asistir. Así será una experiencia única que ambas podáis compartir dudas y aprendizajes sobre el ciclo menstrual. Además te recomiendo que le regales a tu hija un libro sobre menstruación para niñas, aquí puedes ver el que te recomiendo yo. Y por qué no, leer tú también un libro sobre menstruación que no solo aborde el ciclo menstrual como algo biológico, si no que te ayude a entender lo que significa menstruar a nivel cultural, social y medioambiental. Aquí te dejo un pack que incluye ambos libros, para que podáis compartir este momento de aprendizaje juntas, y puedas acompañar a tu hija a que viva su menstruación sin miedo desde el primer día.

Madre lee un libro sobre menstruación con su hijo en brazos

3. Productos menstruales de buena calidad.

No podría contar la de veces que he escuchado la frase “Ojalá hubiera conocido la copa menstrual antes”. Es parte de mi labor como educadora menstrual contarle a las niñas que existen muchos tipos de productos para la menstruación y que ellas pueden elegir el que quieran. También que pueden cambiar de opinión. Y que no todos los productos son para todas. Por ejemplo, por mucho que a mi me encante la copa menstrual, entiendo que quizá una niña de 11 o 12 años que está descubriendo aún su cuerpo, no se sienta preparada para utilizarla. Por eso te recomiendo, si eres madre, que le ofrezcas todas las opciones disponibles, para que ella las conozca, las toque, las tenga en su poder, y de ahí pueda elegir el momento en el que probarla. De hecho puede ser un bonito regalo para celebrar su menarquia una caja con diferentes productos, tanto desechables como reutilizables, para que ella conozca todas las opciones y las pruebe. Es así como concebimos en CYCLO el kit mi primera menstruación, como algo bonito que le recuerde su primera menstruación como un momento importante, en el que su madre o esa persona importante en su vida, le hizo el regalo más bonito de todos; el poder de elegir cómo gestionar su propia sangre menstrual. Porque no es lo mismo “toma una caja de compresas” que “toma este kit donde vas a encontrar todo lo que necesitas acompañado de una guía para saber cómo utilizarlo y un libro para desmitificar tu ciclo, ¿te parece si miramos juntas lo que contiene?” mientras os tomáis un rico chocolate juntas en la cama. Mi hija solo tiene 4 años, pero ya estoy deseando que llegue ese momento 🙂

Celebrar la menarquia para quitarle el miedo a la menstruación

Y por último quiero ahondar un poco más en esto de celebrar la primera menstruación. Hay algunas culturas como algún pueblo eslavo o en algunas regiones hindúes, que celebran este momento tan importante en la vida de cualquier mujer con alegría, flores y bailes, igual que se celebran otros ritos de paso como la mayoría de edad, las bodas, el primer embarazo etc. Sin embargo en nuestra sociedad hemos perdido este bonito ritual de paso.

¿No sería bonito recuperar esta tradición entre madres e hijas? Aquí te comparto una idea sencilla para acompañar a tu hija en su primera menstruación.

  • Ese día, pregúntale si le apetece hacer algo especial. Quizá a tí te apetezca hacer una fiesta y celebrarlo por todo lo alto pero ella se muera de vergüenza si lo haces así. Por eso es mejor preguntarle y ofrecerle un par de opciones.
  • Podéis ir juntas a hacer algo de “mayores” como ir a haceros la pedicura o un masaje relajante. Quizá le apetezca que merendéis algo especial en ese sitio que tanto os gusta o simplemente ver una película de chicas. Seguramente lo que más le apetezca es ese momento a solas con mamá, en el que se sienta mayor pero te sienta cerca.
  • Quizá si presientes que ese momento está cerca puedas tener preparado un kit de primera menstruación para regalarle, o algo como un colgantito de una luna. Incluso una corona de flores si tu hija es de ese estilo.

Lo importante es que compartáis un ratito juntas, donde haya espacio para preguntar pero también para simplemente estar. Asegúrate de que hay chocolate a raudales y que es el tipo de celebración que va con la personalidad de tu hija.

Niña come un chocolate

Sea como sea, acompañar a nuestras niñas en este viaje hacia la madurez, es el mejor regalo que podemos hacerles. Para que no tarden tanto como nosotras en descubrir que la menstruación se puede vivir de manera diferente, desde la información, el empoderamiento y la salud. 

Y tú, ¿cómo vas a acompañar a tu hija en su primera menstruación? Cuéntamelo en nuestro IG de @ilovecyclo , desde donde te podemos ayudar además a resolver dudas con un montón de recursos y herramientas.

Gracias por leerme #TabooBreaker

Paloma

3
0

Accede a tu cuenta

¿No tienes una cuenta todavía? Crea una cuenta