Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Ciclo menstrual y menstruación Primera menstruación Sexualidad

¿Qué le pasa a mi cuerpo? 

adolescentes-primera-menstruacion-productos-de-calidad-cyclo

La pubertad trae consigo muchos cambios físicos y emocionales en nuestro cuerpo, el más importante de todos para las niñas, es la llegada de la menarquia, es decir la primera regla. En CYCLO te lo ponemos fácil para que puedas familiarizarte cuanto antes con tu nuevo cuerpo y tu ciclo menstrual.  

¿Qué es la pubertad y qué implicaciones físicas y emocionales tiene para las niñas?  

La pubertad es ese momento trepidante en que tu vida alcanza la madurez sexual. Esta etapa, que llega, por regla general entre los 10 y los 14 años en los niños y entre los 12 y los 16 en las niñas, lleva consigo una serie de cambios hormonales, físicos y psicológicos que, seguro, no te pasarán desapercibidos.  

Es normal que la revolución hormonal que supone el desarrollo puberal, junto con la llegada de la primera menstruación, te de un poco de miedo o ansiedad, pero piensa que la pubertad es solo una etapa más de tu vida y que todas hemos pasado por ello. Lo mejor es que lo hables abiertamente con alguien con quien tengas confianza o que consultes a un especialista cualquier duda que pueda surgirte para vivir los cambios con naturalidad y sin nervios.  

En la pubertad y la menarquia hay siempre ciertos cambios físicos en las niñas. Tu cuerpo empieza a transformarse al principio de la pubertad y termina de consolidarse cuando pasamos a la etapa de la madurez sexual, aproximadamente a los 17 años. Los cambios físicos no deben asustarte, porque, como explica Menstruita en su libro ‘Tu cuerpo mola’, no hay nadie mejor que tú para tocar y querer tu cuerpo.  

Para que no te pillen desprevenida, debes saber que estos son los cambios físicos más comunes de la pubertad femenina por orden habitual de aparición: 

  1. Abultamiento de los pezones (botón mamario) y posterior desarrollo de los senos  
  1. Aparición de vello en la zona púbica y en las axilas 
  1. Inicio del flujo vaginal 
  1. Olor corporal fuerte 
  1. Cambios en la piel y aparición de acné 
  1. Transformación de la anatomía de la vagina 
  1. “Estirón” o aumento de talla repentino 
  1. Llegada de la menarquia 
  1. Aumento de peso 
  1. Ensanchamiento de la cadera y nuevas formas más femeninas en el cuerpo 

Todo lo que necesitas saber sobre la menarquia

Si preguntas a las mujeres que te rodean, te darás cuenta de que, para todas nosotras, la llegada de la menarquia supone un hito importante que no olvidaremos a lo largo de nuestra vida.  

Si tus amigas ya tienen la regla, puede que estés deseando que te llegue, pero para muchas otras niñas, la regla viene acompañada de muchos miedos e incertidumbres.  

La información es, siempre, un arma muy poderosa para enfrentarse a las circunstancias, por eso queremos contarte todo lo que necesitas saber sobre tu primera regla.  

¿Qué es la menarquia? 

La menarquía es la primera regla de una mujer y llegará en el momento en el que tu aparato reproductivo haya madurado y esté preparado para funcionar de forma correcta.  

El primer sangrado menstrual a veces puede llegar por sorpresa en un momento inoportuno, pero en muchas ocasiones, la regla baja después de haber avisado con algunos síntomas como molestias o pinchazos en la parte baja del abdomen o en la zona lumbar. Así que, stay tuned! 

¿Cuándo debería llegar la primera menstruación?  

Aunque depende de muchas circunstancias genéticas y ambientales, la primera regla, también llamada menarquia, suele llegar entre los 10 y los 15 años. La edad media a la que llega la menarquia va disminuyendo en cada generación, pero, según el reciente estudio ‘Educación y salud menstrual de las mujeres jóvenes en España’ del Instituto de las Mujeres, la edad media en la que llega la primera regla en la actualidad en nuestro país es de 12,5 años.  

Algunas niñas, podrían tener su primera regla a los 8 años pero, en general, hablamos de menarquia precoz o temprana cuando llega antes de los 12 años y de menarquia tardía cuando se presenta pasados los 15 años de edad.  

La menarquia no debe preocuparte, es solo una parte del proceso de pubertad de todas las niñas como tú. De hecho, como te contábamos antes, suele aparecer después de una serie de cambios físicos como el desarrollo de los pechos, la aparición del vello púbico o un crecimiento muy rápido por lo que, lo normal, es que lo veas venir y tengas tiempo para asimilar su llegada. 

¿Cómo serán las reglas después de la menarquia? 

Inmediatamente después de la menarquia, es muy habitual que las reglas sean irregulares en cuanto a puntualidad, cantidad de sangrado y días de duración. Esta irregularidad se debe a que la ovulación no es completa y puede prolongarse hasta los dos o tres siguientes años. 

Si te preocupa el dolor, debes saber que las primeras reglas no suelen caracterizarse por ser muy dolorosas, aunque es normal sentir alguna molestia premenstrual o menstrual.  

Lo mejor es que aprendas a conocer tu ciclo menstrual cuanto antes y que te familiarices con todo lo que rodea a la regla y a los productos de higiene menstrual que puedes utilizar para gestionar tu menstruación. Te recomendamos que leas el libro de MenstruitaLa regla mola’ para resolver todas las dudas que puedan surgir sobre la regla y, además, en CYCLO tienes disponible el curso de Menstruación para Principiantes que es un perfecto primer paso para vivir tu ciclo menstrual sin tabús, sin dramas y sin tóxicos desde el principio.

¿Existe el miedo a hacerse mayor? 

Cada persona lleva su propio ritmo de desarrollo y no siempre alcanzamos la pubertad al mismo tiempo que nuestros amigos o nuestro entorno cercano. Estos equilibrios a veces no son fáciles de encajar.  

La mayoría de los niños afrontan la llegada de la pubertad con normalidad, como parte del desarrollo normal de sus iguales y como una etapa más. Vivir y asumir los cambios que implica la pubertad y la llegada de la menarquia femenina con naturalidad es esencial para sentirse a gusto con el propio cuerpo y no tener complejos o problemas de autoestima para relacionarse con los demás.  

Sin embargo, determinadas circunstancias emocionales y del entorno, pueden llevar a algunas niñas y niños a aferrarse a la niñez y temer llegar a la adolescencia, es el miedo a hacerse mayor. 

En el otro extremo, se sitúan los niños que sienten la necesidad de vivir deprisa y crecer y desarrollarse antes de tiempo. Aunque la madurez no les acompañe ni física ni emocionalmente, muchos niños abandonan la infancia antes de tiempo. Normalmente esta tendencia hacia la vida adulta responde a estímulos externos como las series o los videojuegos, y a la necesidad de destacar e integrarse en determinados ámbitos sociales.  

No debes sentirte un bicho raro por tener cierto vértigo o sentimientos encontrados con respecto al paso de la niñez a la vida adulta. Es sólo cuestión de tiempo aceptar los cambios que se producen en tu cuerpo y en tu personalidad durante la pubertad y con la llegada de la regla. Ten en cuenta, que cada uno se desarrolla a su ritmo pero todos llegamos al mismo punto en algún momento.  

Pide ayuda siempre que lo necesites porque es importante tener apoyo y comprensión de tu entorno para poder vivir plenamente cada una de las etapas de tu ciclo vital. 

¿Cómo hablarlo con mi madre? 

Como explica el estudio ‘Educación y salud menstrual de las mujeres jóvenes en España’ elaborado por el Instituto de las Mujeres, la figura de la madre destaca ampliamente (85,3%) como la primera persona a la que se acude cuando se tiene la menarquia. Pero, por muy buena relación que tengas con tu madre, no siempre es fácil abordar el tema de la sexualidad o la primera regla con ella.  

También, es importante que sepas que la regla no debería ser tema tabú y que lo correcto es que podáis hablarlo con normalidad todos en la familia, no solo madre e hija. Vale, que no tiene que ser el tema de la comida, pero si menciona en casa nadie tiene por qué sentirse incómodo, nervioso o soltar el típico “¡qué asco!”. Pasa mucho, lo sabemos. Como sociedad aún nos quedan muchos estigmas qué derribar para evitar estas situaciones, pero en casa tu tienes el poder de empezar tu mini revolución, atreviéndote a hablar y preguntar con normalidad sobre tu regla. Viene de tu cuerpo, ¡no podría ser más natural! 

No siempre será fácil. La pubertad es una época conocida universalmente por malentendidos familiares, pero nuestro consejo es que no te quedes con dudas y recurras a tus padres o adultos en casa, siempre que lo necesites, porque te entenderán. Y si hablas con tu madre, piensa que alguna vez ella pasó por lo mismo que tú y tiene años de experiencia viviendo con la menstruación, por lo que podrá acompañarte en el proceso y estar ahí para hablar de igual a igual, sin tabús y sin dramas.  

Después de toda esta chapa, ¿aún no sabes por dónde empezar? ¡Tenemos una última cosa que mostrarte! Las chicas de CYCLO hemos preparado tres kits menstruales para vivir mejor estas primeras veces. Encontrarás algo único en cada uno y juntos se complementan, así que podrás aprovecharlos en diferentes momentos de tu vida.  

Kit Menstrual: Primeras Veces | Aprender: Ideal para madres e hijas, para descubrir y aprender juntas todo sobre la menstruación y los cambios en tu cuerpo. Este kit está recomendado para niñas a partir de 9 años. 

Kit Menstrual: Primeras Veces | Descubrir: Pensado para descubrir opciones sostenibles sin tóxicos para cuando te baja la regla. Recomendable para el momento justo antes o en el momento de que te llegue la menarquia. 

Kit Menstrual: Primeras Veces | Gestionar: Una magnífica ayuda para gestionar un nuevo mundo de sensaciones, molestias y también dudas del ciclo menstrual. Para cuando ya hayas comenzado a familiarizarte con tu regla.  

Ahora sí, ¿lista para convertirte en una #TabooBreaker?  

 

3
0

Accede a tu cuenta

¿No tienes una cuenta todavía? Crea una cuenta