Duración del ciclo menstrual

Hoy escribo yo, María, experta en menstruaciones irregulares. ¿Alguna más se identifica con este ansia de querer regularizar su ciclo? 

Desde siempre he oído o me han dicho que la duración del ciclo menstrual debía ser de unos 28 días, que todo lo que pasase de ahí no se consideraba normal o regular. Imaginar mi “cacao mental” y confusión cuando desde mi primera menstruación he tenido ciclos irregulares (e incluso inexistentes en algunas etapas). “¿Por qué me pasa esto?” “¿Tendré que tomar la píldora para ser regular?”

No me malinterpretéis, conocer nuestro ciclo menstrual y entenderlo es esencial. Este es un indicador fundamental de nuestra salud y aprender sobre él ha mejorado mucho mi calidad de vida. ¿Por qué? Porque comprender cómo funciona el proceso me ha ayudado a controlar mejor mis síntomas menstruales, a reducir el dolor y detectar cuando tengo algún problema.

Sin embargo, todas estas irregularidades en mi ciclo me han llevado a informarme, a pedir la opinión de distintos ginecólogos y a descubrir que la regla de los 28 días no es la norma general.

¿Qué es el ciclo menstrual?

La menstruación no es solo sangrar unos días al mes, sino que forma parte de un ciclo más amplio. El ciclo menstrual abarca desde el primer día de la menstruación hasta el primer día de la siguiente menstruación. Este se divide en cuatro fases distintas, cada una de ellas marcada por distintos cambios en nuestras hormonas:

  1. Menstruación: A veces parece la única, ¿verdad? Esta fase marca el inicio del ciclo menstrual, un sangrado que ocurre cuando no se produce un embarazo. Durante esta etapa el revestimiento de nuestro útero, que se había preparado para el embarazo, se desprende y se expulsa.
  2. Fase folicular: Va desde el primer día de nuestra menstruación hasta la ovulación. Durante esta fase nuestro cuerpo produce una mayor cantidad de estrógenos y se produce una caída de la hormona progesterona. ¡Es la fase donde normalmente nos sentimos con mayor energía y más sociables!
  3. Fase ovulatoria: En esta estapa el óvulo maduro sale del ovario y comienza a viajar hacia nuestro útero. Suele ocurrir hacia la mitad del ciclo, y es nuestra fase más fértil. Conocer el momento en el que estás ovulando es esencial si buscas quedarte embarazada.
  4. Fase lútea: Esta fase empieza después de la ovulación y dura hasta la menstruación. Ahora la hormona progesterona es la protagonista, y esta se encarga de modificar el moco cervical para impedir el paso de los espermatozoides. Además, durante esta fase son cómunes algunos síntomas menstruales. Por ejemplo, la caída de estrógenos provoca en ocasiones dolor de cabeza unos días antes de menstruar, incluso hasta el punto de tener una migraña.

¿Cuánto dura el ciclo menstrual? ¿Siempre 28 días?

Aunque la duración normal del ciclo menstrual de una mujer, que va desde el primer día de menstruación hasta el día anterior del periodo siguiente, se ha establecido en 28 días, esto es simplemente la duración más frecuente.

Y es que, además nuestro ciclo, al igual que la luna, está divido en 4 fases por lo que también se ha asociado con el ciclo lunar de 28 días.  Sin embargo, nuestro cuerpo de manera natural no es totalmente exacto, y no siempre coinciden ambos ciclos.

¿Existe una duración normal del ciclo menstrual?

Según la OMS una mujer que tiene un mínimo de 8 menstruaciones al año es una mujer sana. Esto significa que se consideran regulares los ciclos que varían entre los 24 y los 38 días de duración. De esta forma, la mayoría de tus ciclos deberían estar dentro de este rango, pero es normal que algunos ciclos sean más largos o más cortos. No somos robots y  la duración puede verse afectada por muchos factores, entre ellos: el estrés, la dieta, los cambios horarios, la falta de sueño o el ejercicio.

Por otro lado, esta duración se asocia como regular también debido al uso tan extendido de “La píldora” o anticoncepción hormonal combinada. Esta produce una “falsa menstruación” cada 28 días, ya que durante el tratamiento se suprime la ovulación. Originalmente la píldora se creó para no producir ningún tipo de sangrado, sin embargo las mujeres que se sometieron a los estudios asociaban su menstruación a salud. Por ello se modificó para crear un falso sangrado cada 28 días. Pero es importante destacar que no se trata de una menstruación.

Duración del ciclo menstrual en la adolescencia

Las irregularidades son todavía más frecuentes en mujeres adolescentes y niñas, y es común que sigan siéndolo durante algunos años después de la menarquía o primera regla. Durante esta época un ciclo normal puede variar entre los 21 y 45 días.

La explicación es que al inicio de la menarquia nuestro cuerpo todavía se encuentra en la pubertad y está en pleno desarrollo hormonal, por lo que puede que no pueda ovular en cada ciclo. A medida que crecemos y nos desarrollamos es probable que la ovulación ocurra en la mayoría de nuestros ciclos, lo que ayudará a regularlo poco a poco.

Variaciones del ciclo menstrual

Como he comentado antes, las mujeres no somos exactas, nuestras hormonas fluctúan a lo largo de nuestro ciclo y pueden verse afectadas por numerosos factores. Sin embargo, si tus ciclos son muy irregulares de forma habitual o se han vuelto así de repente deberías consultarlo con tu ginecólogo/a.

Entonces, ¿Qué debería considerar irregular? En este caso debes fijarte en tu ciclo y considerar irregular toda alteración pronunciada entre tus diferentes menstruaciones.

Estas irregularidades se pueden deber a causas internas como endometriosis, ovarios poliquísticos, miomas, falta de minerales o vitaminas… Personalmente me ayudó mucho descubrir, en mi primera visita al ginecólogo, que tenía un ovario poliquístico y que por ello mis ciclos eran en algunas ocasiones tan irregulares.  Podéis descubrir de qué hablo en este post.

Llevar un registro de tu ciclo menstrual

Llevar un registro de mi ciclo menstrual desde el principio me ayudó a detectar que las irregularidades no eran normales y a descubrir qué síntomas me avisaban de que mi ciclo estaba a punto de comenzar.

Si no sabes cómo cuenta el ciclo menstrual, aquí te explico cómo puedes usar un diagrama menstrual para conocer tu ciclo menstrual, pero también puedes usar una aplicación del móvil. Lo importante es que uses el método que te resulte más fácil de seguir y apuntes todos los síntomas y cambios que notes en el día a día a lo largo de tu ciclo.

¿Lo mejor de llevar un registro de tu ciclo menstrual? La sensación de control y la información que te brinda.  No solo puede ayudarte a detectar irregularidades anormales, sino que cuando visites a tu ginecólogo/a  podrás explicarle exactamente qué es lo que te está pasando y cuándo ha pasado. Creeme, en la consulta lo agradecerás y será todo mucho más fácil tanto para ti como para tu médico.

Además, si estás buscando quedarte embarazada saber el momento que estás ovulando es esencial. Esto puedes descubrirlo fijándote en distintos síntomas como el flujo vaginal, tu estado anímico, tu energía, tu piel… No esperes a estar en el proceso de quedarte embarazada para atender a los ritmos de tu ciclo. Cuanto antes empieces a fijarte en las señales de tu cuerpo, más tranquila vivirás tu proceso (y no tendrás que gastarte tanto en tiras de ovulación).

Conócete

¿Y tú ciclo? ¿Es siempre igual o varía constantemente?

Sea como sea, recuerda que nuestro ciclo, su duración y los síntomas a lo largo del mismo dicen mucho de nosotras mismas y nuestra salud.

Llevar un control del mismo te ayudará no solo a detectar problemas, sino también a ser más productiva y a conocerte mejor.

Bienvenida a la #RevoluciónSostenible

 

Hola, soy María de @mariahealthyeats. Llevar un estilo de vida saludable forma parte de mí desde hace ya muchos años. Esto es lo que me llevó a compartir mi estilo de vida y mis recetas en redes sociales. A partir de ahora escribiré aquí sobre distintos temas: alimentación, vivir la menstruación de forma más sostenible, dolor menstrual…  Mostrando mi experiencia y todo lo que me ha ayudado, ¡espero que os guste!