Tratamiento de hormonas naturales para la menopausia

El 18 de octubre es el Día Mundial de la Menopausia. Nosotras en CYCLO tratamos de romper el tabú que rodea a la menstruación; pero debemos tener claro que la menstruación es solo el primer tabú de los muchos existentes en torno a la salud femenina. Incontinencia, infertilidad, aborto, sangrado en el postparto, depresión postparto y por supuesto, menopausia.

La educación sobre menopausia es prácticamente inexistente. Apenas conocemos lo que de verdad significa. Al menos mi visión ha sido siempre muy básica: se te retira la menstruación, dejas de ser fértil y te dan sofocos.

La realidad es mucho más compleja. De hecho la media de edad en la que una mujer alcanza la menopausia suele estar entre los 45 y 55 años, sin embargo a algunas mujeres puede llegarle incluso en sus 30. La fase menopausia puede durar entre 7 y 14 años. Pero a esto debemos añadirle la fase perimenopáusica que suele durar unos años en los que el ciclo menstrual se va alargando hasta alcanzar el último ciclo.

Los ovarios dejan de funcionar y como éstos son la fuente principal de hormonas femeninas, la menopausia viene acompañada con una gran variedad de síntomas que afectan a la salud en general de la mujer. Periodos irregulares, sofocos, sudores mientras duermes, cambios en el PH y la lubricación de la vagina, aumento de peso, crecimiento de vello y otros cambios emocionales y cognitivos. El impacto que la menopausia tiene en el cuerpo de la mujer es duro, pero lo es más el cambio social que sufre una mujer menopausia.

En la industria cultural; películas, series, televisión y música, las mujeres menopáusicas son representadas como mujeres cuya sexualidad es menor. Ya no se las ve ‘atractivas’. Todo lo contrario a sus compañeros masculinos, que van ganando en sex appeal y se les empieza a tratar como “maduros atractivos”. Si te fijas en las películas que hay ahora mismo en cartelera y la representación en medios que tenemos ahora mismo, entenderás a qué me refiero.

Pero mujeres, ¡hay vida más allá de la menopausia! Yo tengo la suerte de estar rodeada de mujeres en esta fase y ellas son jóvenes, están vivas, viajan, disfrutan de sus parejas, son bellas y se cuidan…vale ya de imaginarnos la menopausia como el fin de la vida útil de la mujer.

En este post me gustaría hablaros de tratamientos hormonales naturales que pueden ayudarte a mejorar tus síntomas y transitar esta fase de una manera mucho más fácil.

¿Es necesario tomar hormonas en la menopausia?

Una de las primera cosas que un ginecólogo manda a una mujer en esta fase son hormonas sintéticas. Podría ser apoyo psicológico, educación menopausia (no se si este término existirá) o información sobre cómo variar la dieta. Sin embargo, el tratamiento se reduce, en muchos casos, a parches de estrógeno y otros suplementos.

Sin embargo existen otras alternativas a los estrógenos químicos tradicionales. Una de estas alternativas es el regulador hormonal natural Ginevitex. Se trata de un tratamiento líquido procedente de la planta Vitex Agnus Castus (Sauzgatillo), una planta mediterránea usada ya en la antigua Grecia y que gracias a recientes investigaciones respaldadas por la comisión europea y diversos estudios científicos, aparece de nuevo para satisfacer las necesidades hormonales de mujeres que prefieren optar por soluciones de ginecología natural.

El Ginevitex regula de manera natural el sistema endocrino de la mujer, sea cual sea la fase en la que se encuentre. Entre nuestras clienta en fase menopausia, es un tratamiento muy utilizado y que ayuda muchísimo a reducir los síntomas relacionados con la menopausia. No solo los físicos más habituales como los sofocos; si no también aquellos más emocionales como la depresión o la ansiedad que provoca esta nueva fase en la vida de una mujer.

La investigación acerca de alternativas naturales es bastante limitada sin embargo sí que existen estudios publicados en revistas como “Journal of Alternative and Complementary Medicine”, y “Gynecological Endocrinology" que demuestran que el uso del Vitex se relacionaba con la disminución de los sofocos y de los sudores nocturnos.

¿Cómo se toma el Ginevitex?

El Ginevitex está contraindicado para mujeres que están bajo algún tipo de tratamiento hormonal sintético (como la píldora anticonceptiva o los parches de estrógeno).

Si optas por tratar de manera natural los síntomas más habituales de la menopausia, y siempre que tu médico te confirme que no es imprescindible un tratamiento químico en tu caso, puedes empezar a tomar el Ginevitex. La manera más habitual de tomarlo es en ayunas. Unas 16 gotitas en un poquito de agua. Es muy importante diluir la tintura en agua ya que tiene un sabor fuerte. Te recomendamos ponerlo en una cantidad de agua que te puedas beber de un trago.

Para notar sus efectos, debes al menos tomarlo durante unos 3 meses seguidos.

En el caso de que estés pasando por una fase con síntomas muy muy fuertes, puedes ampliar la dosis a dos veces por día. Una en ayunas y una antes de acostarte.

Beneficios de las hormonas naturales

Sin duda alguna prescindir de hormonas químicas, puede beneficiarte en varios aspectos:

  • Económicamente te puede salir más rentable
  • No tiene efectos secundarios
  • No te hace daño en la piel como sí hacen los parches de estrógeno
  • Te ayuda a niveles más amplios al regular de manera general tu sistema endocrino

¿Hay alternativas o tratamientos naturales a las hormonas?

Aparte del citado Ginevitex, existe maneras naturales de suplemental tu organismo para ayudar a compensar la falta de estrógeno que tienen lugar cuando empieza la perimenopausia. Una de estas alternativas es la dieta.

Dieta durante la menopausia

Introducir ciertos alimentos o aumentar su dosis puede ayudar mucho a mejorar los síntomas de la menopausia.

  • Soja fermentada como el tempeh o el miso
  • Hierbas y suplementos alimenticios como el perejil, tobillos, la cúrcuma, el lúpulo, el aloe vera o la salvia.
  • Alimentos ricos en complejos vitamínicos del grupo B6 como la batata, las cebollas rojas, las judías verdes, el apio o el brócoli.
  • Alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, el tomate, los plátanos, los espárragos el maíz o la coliflor.
  • Las legumbres (siempre una gran ayuda en nuestra dieta). No deben faltar las habas, lentejas, los guisantes y los garbanzos.
  • Muy interesante aumentar el consumo de semillas, un complemento muy nutritivo. El lino, el girasol o el sésamo tienen muchas propiedades y son mu fáciles de añadir en ensaladas o tostadas.
  • Frutos secos: un snack fácil y sano para llevar siempre encima. Pistachos, anacardos, nueces, avellanas y castañas no deben faltar en la dieta de una mujer.

Como podrás observar siempre hay maneras de ayudar a nuestra salud de una manera natural. Esto no quiere decir que en ciertos casos sea imprescindible un tratamiento médico específico, por supuesto, pero siempre está en nuestra mano mejorar nuestra salud y combatir ciertos síntomas de una fase tan interesante como la menopausia.

A mi personalmente me parecen increíbles las mujeres que llegan a esta fase con positivismo, sin miedo, con ganas de seguir descubriendo el mundo y aportando a nuestras vidas. Se merecen todo mi respetos. Ellas son sabias y el tiempo les ha otorgado ese conocimiento. Rompamos el tabú que rodea a la menopausia y visibilicemos su parte positiva.

Be a #TabooBreaker

Si no que se lo digan a ellas…Pic by Peter Lindbergh