Envíos gratis (Península y Baleares) >39€
todo CBD 50%
todo Modibodi 50%
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Hormonas Menopausia Patologías y salud menstrual

Mitos sobre la menopausia ¿Cuáles son verdad y cuáles no?

menopausia-sintomas-etapas-1

Cada vez son más las mujeres que comparten conmigo la necesidad de entender mejor la menopausia. Siempre me responden lo mismo: “no hay suficiente información sobre la menopausia, eso sí que es un tabú”. Y es que es cierto que los mitos alrededor de la menopausia y la desinformación en torno a la menopausia y la sexualidad nos deja en una situación de vulnerabilidad e incomprensión que suele derivar en vivir esta etapa de nuestra vida con miedo, desdén y preocupación.

Yo tengo la suerte de tener a mi consejo de sabias; ellas son, ni más ni menos, el grupo de mi madre y sus amigas las cuales están ya en el climaterio. Ellas me cuentan cosas, dudas y anécdotas y me suelen pedir información y recomendaciones de profesionales. Hace apenas unos años, no existía literatura al respecto y no había manera de romper los mitos sobre la menopausia que todas conocemos. 

Sin embargo, hoy en día, tenemos la fortuna de tener cada vez más autoras y expertas en salud que nos hablan no solo de la menopausia en general, si no de cómo prepararte para vivirla con salud, disfrute y gozo.

Principales mitos sobre la menopausia:

En este artículo quiero que rompamos juntas algunos de los mitos sobre la menopausia, muchos de ellos compartidos conmigo por mujeres que ya están viviendo de lleno esta etapa. Mitos sobre la etapa de la menopausia en sí, pero también sobre la sexualidad durante la menopausia que lejos de ayudarnos, nos pueden estigmatizar y hacer que la vivamos con la sensación de que “no hay solución” cuando en realidad muchos de los síntomas de la menopausia son transitorios. ¡Tranquila amiga, que los sofocos no son para siempre!

¿Nos cambia el carácter?

Durante la menopausia son frecuentes los cambios emocionales repentinos. Pero el carácter es algo de nuestra naturaleza, es nuestra forma de pensar y de actuar y no, ¡no vas a ser una persona diferente por la menopausia! 

Si sientes que cambia tu forma de ser o de relacionarte, no será culpa de la menopausia, puede ser que sientas cambios en tu carácter por la combinación de cambios en tu vida personal, laboral, físicos, etc.

Cuando hablé con mi consejo de sabias, una de ellas me comentó que para ella la menopausia era como volver a la adolescencia.

“Ves que tu cuerpo cambia, de una manera salvaje e incontrolable, y te da rabia, y te enfadas, porque no quieres cambiar. Pero es inevitable, como en la adolescencia”.

Me parece muy buena comparación para entender mejor esos cambios de carácter en la menopausia.

¿Nos podemos quedar embarazadas?

La respuesta es sí, claro que nos podemos quedar embarazadas. Y es que hasta que no llegamos al año completo sin menstruación (menopausia), nuestro cuerpo sigue ovulando, aunque estas ovulaciones pasen con cada vez menos frecuencia. 

Por eso es importante seguir controlando tu fertilidad y hablar con tu ginecólogo/a para saber con certeza cuándo tu cuerpo ha dejado de ovular definitivamente.

En mi consejo de sabias, otra de ella decía que lo “único bueno de la menopausia es que no te puedes quedar embarazada”, todo lo demás, en su caso, no le gustaba mucho.

¿Se engorda en la menopausia?

La realidad es que durante esta etapa puede aumentar la grasa abdominal ¿y por qué se engorda durante la menopausia? Por la reducción en los niveles de estrógenos. 

Esto puede cambiar el almacenamiento de grasa de las caderas y muslos al estómago. También es cierto que es más difícil controlar el peso con el paso de los años, aunque es posible hacerlo manteniendo unos buenos hábitos. 

Como hablaba con varias mujeres menopáusicas, este es uno de los síntomas que más suelen afectarnos, sobre todo cuando vemos mucho cambio en poco tiempo. El mejor consejo que he oído de profesionales de la salud expertas en menopausia es empezar mucho antes de llegar a este momento con hábitos saludables. 

Si te preocupa engordar en la menopausia, empieza ahora mismo a:

  • Alimentarte cuidando tus hormonas
  • Hacer deporte todos los días, conviértelo en un hábito
  • Eliminar productos tóxicos de tu vida como el tabaco o el alcohol en exceso
  • Cuidar tus hormonas de manera general, incluyendo suplementación si lo ves necesario.

¿Existe la menopausia sin síntomas?

¿También pensabas que no podemos hacer absolutamente nada para reducir los síntomas de la menopausia? Pues olvídate de este mito porque, además de que no es real, la solución que tiene sólo exige voluntad, la voluntad de tener un estilo de vida activo. Así de fácil, haciendo ejercicio de forma regular podremos mejorar nuestra salud, lo que no solo nos ayuda a mantener la figura y a sentirnos mejor, sino también a controlar los sofocos, el ánimo y otros síntomas de la menopausia. 

Además, hay estudios que apoyan la disminución de los síntomas con terapias basadas en plantas, como el vitex agnus castus, principal ingrediente del regulador hormonal Ginevitex

¿Producimos estrógeno después de la menopausia?

En la mayoría de los casos, los ovarios dejan de producir estrógeno después de la menopausia. Pero como nuestro cuerpo es maravilloso, a veces produce estrógenos a través de otros órganos del cuerpo. 

Para que te hagas una idea, además de los ovarios, otros tejidos del cuerpo como las glándulas suprarrenales (ubicadas encima de los riñones) y los tejidos grasos (adiposos) también pueden producir pequeñas cantidades de estrógeno después de la menopausia.

Las glándulas suprarrenales producen andrógenos, que son hormonas sexuales que pueden ser convertidas en estrógenos por otros tejidos del cuerpo. Así mismo los tejidos grasos también pueden producir pequeñas cantidades de estrógeno, ya que las enzimas en estas células pueden convertir ciertas hormonas en estrógeno.

Pero no nos alarmemos, es importante tener en cuenta que la cantidad de estrógeno producido por estos tejidos es mucho menor que la cantidad producida por los ovarios antes de la menopausia. De ahí que en algunas ocasiones sea necesario compensarlo con medicación para mantener una correcta salud ósea y cardiovascular, por ejemplo.

¿Disminuye el deseo sexual?

Uno de los mayores mitos sobre menopausia es que cuando la mujer llega al climaterio, se le acaba el deseo sexual. Pero esto no es en absoluto así. Hay vida sexual después de la menopausia. 

Lo que sí te puedes encontrar son cambios; el cuerpo pasa por cambios en las hormonas, en los tejidos, los sofocos, el insomnio, cómo nos vemos en el espejo, el estado anímico…todo ello influye en la manera que tendremos de vivir la sexualidad en este momento de nuestra vida.

Algunas mujeres experimentan sequedad vaginal durante la menopausia. Esto no tiene por qué ser definitivo y se puede tratar, no solo con lubricantes. Las terapeutas de suelo pélvico y otras profesionales como las matronas, pueden ayudarnos a entender los cambios por los que pasamos y a mejorar nuestros síntomas corporales, para que vivamos una menopausia placentera.

En definitiva, la sexualidad es otro aspecto de nuestra vida que evoluciona y podemos adaptarnos a ella con todos los aprendizajes de nuestros ciclos anteriores.

¿Qué supone la menopausia en la vida de una mujer?

Como dice una mujer muy sabia a la que admiro mucho, la menopausia es una segunda adolescencia Y aunque al principio nos peleemos con ella y no queramos aceptarla, con el tiempo acabamos mejorando nuestra relación con ella.

La menopausia es otro cambio vital en la vida de una mujer, y ya no supone convertirnos en viejitas arrugadas. Podemos llegar a ella sintiéndonos sanas, plenas y fuertes. Y transitarla con esta actitud. Y nada mejor que rodearnos de otras mujeres que están pasando por lo mismo para encontrar apoyo, complicidad y por qué no, consejos. 

Mi querida sabia me contó que ella estuvo aguantando los sofocos durante meses y meses, pensando que no había salida ni escapatoria. Que tenía que aguantar todo el malestar hasta que acudió a su ginecólogo y éste le recetó algo que cambió casi inmediatamente su salud. 

Algo tan simple como dejar de creer que debemos “aguantar” o que sentirse mal es lo normal. 

Estamos destinadas a disfrutar la vida, estemos en la etapa en la que estemos. Y si no te sientes bien, apóyate en terapia psicológica, medicina, suplementos, amigas, caminatas, comidas, libros… Rodéate de lo que te hace sentir bien, porque tú, mujer sabia, estás destinada a vivir con placer. Y aquí estaremos para acompañarte.

3
0

Accede a tu cuenta

¿No tienes una cuenta todavía? Crea una cuenta