Productividad y Ciclo Menstrual ¿Cómo afecta a cada mujer?

¿Te imaginas que la productividad no fuera hacer, hacer y hacer? ¿Te imaginas que te dijera que se puede ser productiva incluso cuando descansas?

Hay algo sobre productividad que no nos cuentan…y es que las mujeres que menstruamos podemos percibir nuestra productividad de manera diferente. Porque “productividad” es una palabra manida, utilizada por grandes gurús, que a mi personalmente (no se si a ti también) muchas veces me hace sentirme más culpable que realizada.

A lo largo de los años he ido estudiándome como persona, aprendiendo sobre quién soy, cómo funciono, qué trampas me pongo y cuáles son mis super poderes. ¿Y sabes cómo he aprendido más acerca de mi? Analizando mi ciclo menstrual.

Mi ciclo menstrual es la hoja de ruta que me permite entender qué me está pasando, por dónde transito y cómo puedo organizarme mejor. Es el mapa donde me ubico, donde localizo mis emociones, mi energía y mi capacidad física. Mi ciclo me ayuda a entenderme mejor. Y como siempre digo; a perdonarme. 

Ser productiva se nos ha vendido como la panacea para alcanzar todos nuestros objetivos en la vida. Y es verdad, ser productiva nos acerca a aquello que queremos conseguir, pero el problema es ¿qué es ser productiva? Cada vez que veo cursos y videos de Youtube de productividad me parece irreal. Millones de tareas, organización perfecta, horarios y estructura. Estructura. Rigidez. Rutina. Y sin embargo me pregunto…¿dónde queda el espacio para la vida? ¿Para lo que pasa día a día? ¿Se puede ser productiva y ser flexible? ¿Se puede ser cambiante? ¿Y cíclica? La respuesta es sí. Absolutamente.

Productividad y ciclo menstrual

Yo soy productiva cuando respeto mi ciclo menstrual. Cuando lo entiendo y me ajusto a mi ciclicidad, porque en ese ajuste está mi verdadero poder. Cada una de mis fases se siente diferente. No soy la misma cuando menstrúo que cuando ovulo, y al mismo tiempo soy la misma persona, con las mismas responsabilidades y tareas. Pero cuando entiendo lo que siento y comprendo las necesidades de mi cuerpo, soy capaz de afrontar esas tareas con una actitud productiva. Cuando respeto mi ciclo y cada una de mis fases, vivo con menos estrés y ansiedad. Porque se que lo que hoy no puedo hacer, lo podré culminar en 10 días. Que lo que hoy no me requiere apenas esfuerzo, quizá mañana me cueste más. Y esto no hace más que ayudarme a estar preparada. A saber lo que viene y cómo he de enfrentarme a ello. A entenderme mis fortalezas y debilidades y tomarlas como un reto, no como un castigo. Soy productiva cuando respeto mis ritmos y no me exijo más de lo que con salud puedo aceptar.

Para mi ser productiva es alcanzar mis metas con menos esfuerzo y sobre todo, con menos culpabilidad. Porque me perdono los días que no alcanzo a culminar las listas interminables de tareas. Y mejor aún, se cuando puedo hacer listas interminables y cuando he de focalizarme en una sola cosa.

Mi super poder reside ahí, en entender que soy cíclica y que en el transitar de mis fases reside mi poder. 

¿Cómo ser más productiva?

Si te preguntas cómo se puede ser más productiva te voy a ser muy clara; entiende tu ciclo. Investiga, analiza, busca patrones y trata de adelantarte. Estate preparada para los retos de cada fase y hazte amiga de tu ciclo. Tu ciclo es tu aliado, tu menstruación es solamente tu punto de partida. Una parte de este ciclo que nos acompaña la mitad de nuestra vida y que nos sirve de autoconocimiento y de guía.

Descubrir tu poder cíclico te va a ayudar a ser más productiva. Porque productividad no es hacer, si no saber qué hacer en cada momento.

En mi curso «Descubre tu poder cíclico» te ayudo a descubrir cómo tu ciclo puede convertirse en tu aliado. Como cada fase te puede brindar una serie de herramientas y capacidades únicas para que realmente entiendas que productividad no es hacer más si no hacer mejor. Y para que entiendas que descansar es también ser productiva. 

Si quieres aprender cómo ser más productiva, te animo a que conozcas Tu poder cíclico. La manera en la que yo he conseguido reconciliarme con mi ciclo, sacarle partido y fundar dos proyectos laborales de éxitos que me han permitido alcanzar ese día en el que he dicho “estoy donde siempre he querido estar”. Y recuerda: la productividad no solo te ayuda a alcanzar tus metas laborales, también a vivir tu vida personal con menos estrés y más facilidad.

Si tú también sabes que ser productiva de la manera tradicional no es para ti, únete a nuestra comunidad de alumnas de Escuela CYCLO y descubre cómo tu poder cíclico puede ayudarte a vivir mejor.

Empieza hoy a vivir tu #ProductividadCYCLO

Be a #TabooBreaker