Menstruación en el trabajo

Productividad. Parece la palabra de oro de este 2019. Confieso que he empezado el año tragándome un montón de contenido en blogs y Youtube sobre cómo ser más productiva, cómo ganar tiempo, cómo trabajar en bloques, tips y consejos sobre productividad que luego no pongo mucho en marcha (y lo sabes).

 

Sin embargo me he dado cuenta de que en ninguno de estos contenidos se incluye la menstruación. ¿Hola? Menstruamos todos los meses, durante prácticamente toda nuestra vida laboral…y se habla de productividad si tener en cuenta que una semana al mes trabajamos menstruando.

 

Hoy me gustaría hablarte sobre cómo mejorar tu productividad incluso menstruando. Porque sí, se puede ser productiva en esta semana del mes, aunque sea de una manera diferente.

 

Estoy preparando contenido muy interesante sobre cómo gestionar la productividad a lo largo de todo el ciclo…aún está en el horno, pero si quieres ser la primera en saber más sobre este tema, puedes apuntarte a esta lista de espera: http://eepurl.com/dm35Fj

 

Tips para ser productiva en tu semana menstrual

 

1. Conoce tu ciclo

Imprescindible estar prevenida y saber cuándo te va a tocar menstruar. Puedes usar un diagrama menstrual, una app en tu móvil o apuntártelo en tu agenda; pero es muy importante que sepas cuándo vas a menstruar para preparar todas tus armas y aunque no te pille desprevenida.

 

Si tienes menstruaciones irregulares y nunca sabes con exactitud cuándo te va a bajar la regla, no pasa nada. Habitualmente se repetirán las 3 primeras fases de tu ciclo (preovulatoria, ovulatoria y premenstrual) y luego llegarán los días de incógnita esperando a tu menstruación.

Puede ser en el día 28 de tu ciclo, o puede ser en el 35. Lo importante es ser consciente e intentar adaptarte al ritmo de tu cuerpo.

Te recomiendo que aunque tu ciclo sea irregular también hagas un seguimiento, porque quizá hay pistas que te pueden ayudar a saber cuándo va a bajarte la regla.

2.Prepárate

¡Anticiparse es tener el poder! Ahora que ya sabes cuándo previsiblemente va a comenzar tu menstruación, puedes prepararte un poco mejor.

  • Intenta quitarte compromisos sociales que no sean imprescindibles
  • Resérvate horas para ti y para tu descanso en la medida de lo posible
  • Adelanta trabajo si puedes para poder tener menos carga esa semana
  • Agenda menos reuniones esa semana
  • Intenta no agendar eventos o reuniones que requieran de mucha sociabilidad; adelántalos o postponlos siempre que puedas
  • Organízate tus tareas de manera más ordenada para no agobiarte
  • Cocina platos nutritivos que puedan congelarse o guardarse al vacío

3. Kit menstrual

Prepara un kit menstrual que pueda acompañarte a tu trabajo (si es fuera de casa). Si bien no siempre coincide que menstruamos en domingo (sería lo ideal) hay pequeños gestos que pueden ayudarte a sobrellevar mejor tu menstruación aunque estés en el trabajo.

  • Prepara un termo con una infusión calmante que te ayude con el dolor
  • Utiliza productos que te resulten más agradables para menstruar como la copa menstrual (aguanta hasta 12 horas puesta) o las compresas de tela (no irritan).
  • Lleva una botellita de agua y pañuelos para asegurarte que te puedes cambiar y limpiar estés donde estés.
  • Lleva contigo tus aceites esenciales para echarte cuando necesites parar y respirar
  • Si tu puesto de trabajo te lo permite, llévate un saco de semillas o una manta eléctrica para aplicar calor local en la zona lumbar y del vientre. Aunque sean 20 minutos a lo largo de tu jornada, te ayudará.
  • Lleva un snack saludable que contenga semillas o frutos secos. Te dan un plus de energía y además ayudan a la renovación celular.

4. Saca provecho

Cuando comprendemos mejor nuestro ciclo, nos entendemos mejor a nosotras mismas. Cada fase del ciclo tiene unos pros y unos contras y el reto es saber cuáles son para poder ponerlos a nuestro favor.

La fase menstrual es una fase de introspección. Está acompañada por una energía interna, que invita a parar, reflexionar y mirar en nuestro interior para averiguar qué nos ha servido durante el ciclo y qué es necesario desechar.

Si bien no es la fase perfecta para reuniones sociales o para enfrentarte a una discusión, por ejemplo, es una fase perfecta para leer, descubrir, meditar, investigar…todo ese trabajo que requiere un foco más interno. Seguramente notes que cuando estás preovulando u ovulando te cuesta más concentrarte y saltas continuamente de una cosa a otra… La fase menstrual es todo lo contrario, te permite focalizar y hacer ese tipo de tareas que requieren más tiempo contigo misma.

Aprovecha para leer informes, estudiar propuestas, descubrir nuevas lecturas…todo el trabajo que requiere reflexión. Deja la acción para las semanas siguientes.

 

5. Ponte cómoda

Evita las prendas ajustada. Aprovecha para ponerte esos pantalones que te quedan un poco sueltecitos, usa tejidos agradables y flexibles como el algodón o utiliza vestidos menos ajustados.

¡A mi particularmente me dan pavor las medias cuando estoy menstruando! Mi vientre suele hincharse mucho y me cuesta mucho estar sentada con pantalones o medias ajustadas, al final siempre acabo con ellos disimuladamente desabrochados.

Dale espacio a tu útero para menstruar tranquilamente.

6. Baja el ritmo

Imprescindible si quieres sobrevivir a esta semana. No siempre es fácil pero puedes incorporar pequeños trucos:

  • Acuéstate aunque sea media hora antes.
  • Prescinde de la TV antes de dormir, mejor leer un libro o estirar en la cama. Así caerás en un sueño más relajado y de mayor calidad.
  • Despiértate 15 minutos antes. Solo 15 minutos que evitarán que tengas que correr para alcanzar el metro, desayunar de pie mientras te vistes o ir apurada de camino al trabajo.
  • Quítate todas esas tareas o actividades extras que no son imprescindibles.

7. Aliméntate

Si has seguido mis consejos 1 y 2, verás que es fácil alimentarte correctamente la semana menstrual. Cuando no me planifico, acabo comiendo cualquier cosa a la carrera.

Si sabes cuando vas a menstruar, prepárate unos menús la semana previa que puedas ir descongelando durante tu semana menstrual. Aprovecha el fin de semana y haz batch-cooking para tener verdura fresca lavada y cortada disponible en todo momento y asegúrate que los alimentos que tomas te van a ayudar a sobrellevar mejor tu menstruación.

En este post te contaba los mejores alimentos para evitar el dolor menstrual.

8. Date permiso

Permítete bajar el ritmo, permítete hablar menos y ahorrar energía, permítete cuidarte, permítete estar más sensible, permítete no estar al 100% que esperan los demás…date el permiso para estar y sentirte de verdad.

9. Cuídate

Me gusta pensar en la menstruación como mi semana de autocuidados. Me gusta reservarme ratitos para mi y para cuidar mi cuerpo, porque se que está haciendo un gran esfuerzo para depurarse.

Lo que más me gusta incluir en mi rutina de cuidado:

  • Una buena mascarilla detox de arcillas naturales el día 3 ó 4 de mi menstruación, cuando siento que lo más ‘gordo’ ha salido de mi cuerpo. Me gusta repetirla también justo cuando empiezo con la premenstrual y ya no mancho.
  • Tumbarme en el sofá con calor en mi vientre y una rica infusión. Ese minimomento de relax me encanta.
  • Exfoliarme en la ducha de manera intensa con un guante de crin. A veces cuando menstrúo siento mi piel más grasa, me siento hinchada…una buena ducha me ayuda a sentirme a gusto.
  • Pedir mimos. Necesito que me abracen más, simplemente. A veces pediré un abrazo a una compañera de la oficina, a veces pediré a alguien que no sea tan duro conmigo y siempre siempre pido en casa todos los abrazos que necesito. Esta terapia nunca falla 😉

10. Perdónate

Ayyy la culpabilidad. Que levante la mano quien no se ha sentido culpable alguna vez por no alcanzar sus objetivos semanales, por tener un día de bajón, o preferir quedarse en casa llorando a ir de cañas con amigos.

Es real, mientras menstruamos existe un conflicto entre el mundo externo y nuestro mundo interior y eso crea conflicto. Yo intento siempre perdonarme, recordarme que es una semana diferente y que puedo tomarme pequeñas licencias.

Perdonarse es clave para reconciliarte con tu ciclo menstrual.

Cada mujer es un universo, igual que lo es cada ciclo.

Cada mujer es un universo, igual que lo es cada ciclo. Yo no siempre me siento igual con mis menstruaciones; de hecho no es lo mismo menstruar en verano que en invierno, menstruar enamorada que durante una crisis personal, menstruar un lunes que un domingo… Somos cíclicas y esto es mágico. Hay que estar prevenidas, pero saber bailar según nos va pidiendo la vida.

No seas demasiado dura contigo misma…ves poco a poco incorporando cambios a tu rutina. Sáltate todos los consejos del mundo cuando sea necesario y date una recompensa cuando te lo merezcas.

 

Be a #TabooBreaker