Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Higiene menstrual

Día Mundial de la Higiene Menstrual, unidas contra la pobreza menstrual

copa-cyclo-2

El domingo 28 de mayo se celebra el Día Mundial de la Higiene Menstrual, sin
duda, un día muy importante para todo el equipo de CYCLO. 

¿Qué es la higiene menstrual?

La higiene menstrual es la capacidad de las mujeres y personas menstruantes de utilizar productos limpios y de calidad para absorber o recolectar su sangre menstrual, y poder cambiarlos en privado con la frecuencia que necesiten durante su menstruación. También incluye en su definición poder disponer de agua y jabón para lavarse diariamente y tener acceso a instalaciones o lugares donde desechar los productos o materiales menstruales utilizados.

En resumen, la higiene menstrual consiste en tener cubiertas las necesidades básicas relacionadas con el ciclo menstrual y cómo manejarlo con dignidad y sin molestias ni miedo. 

En situaciones complicadas en las que una higiene menstrual correcta se hace imposible, se genera pobreza menstrual, un problema que afecta a muchas mujeres en nuestro país y en todo el mundo. 

¿Qué es la pobreza menstrual?

La pobreza menstrual es el término utilizado para definir la falta de acceso de las mujeres en edad fértil a productos sanitarios femeninos. Todos los días, muchas mujeres en todo el mundo se ven obligadas a renunciar a una correcta higiene menstrual por no poder pagar sus productos sanitarios femeninos. La ONG Plan Internacional denuncia al respecto que, una de cada cinco niñas y mujeres en todo el mundo, hoy día no tienen acceso a productos menstruales ni instalaciones sanitarias adecuadas.

Ahora bien, la pobreza menstrual no siempre está vinculada a problemas económicos, también está directamente relacionada con una deficiente educación sexual y sanitaria en materia de menstruación y afecta tanto a niñas y adolescentes como a mujeres adultas. Así mismo, las personas no binarias y trans que menstrúan tienen serias dificultades para acceder y utilizar productos de higiene femenina estándar porque no se adecuan a sus necesidades.

Hoy en día, muchos entornos socioculturales no están todavía preparados para naturalizar la menstruación de las mujeres y están muy lejos de garantizar una correcta higiene menstrual. Según UNICEF, niñas y adolescentes de todo el mundo faltan habitualmente varios días al mes a sus centros educativos por problemas de dolor menstrual (pero sobre todo porque no tienen acceso a productos de higiene menstrual), perjudicando, a la larga, a su rendimiento académico e incrementando los datos de abandono escolar.

Más allá de los problemas de salud derivados de una mala higiene, la pobreza menstrual impone barreras para muchas mujeres en sus entornos educacionales y laborales y es fundamental garantizar una buena higiene menstrual en todo el mundo para que las mujeres puedan seguir avanzando.

¿Por qué el 28 de mayo es el Día de la Higiene Menstrual?

El Día Mundial de la Higiene Menstrual (o MHDay) se celebra desde 2014 para concienciar sobre las limitaciones a las que una gran parte de las personas menstruantes tienen que enfrentar cada mes, cada ciclo, por su menstruación. Este año, el Día de la Higiene Menstrual tiene como lema mundial Hacer de la menstruación un hecho normal de la vida para el año 2030.

Se escogió el 28 de mayo como Día Internacional de la Higiene Menstrual debido a que la duración media de un ciclo menstrual es de 28 días y se suele menstruar durante 5 días al mes.

Sabemos que cada mujer y persona menstruante es diferente y su ciclo también. Hay muchos factores que afectan a nuestro ciclo menstrual y pueden hacer que dure más tiempo o menos. Sin embargo, se eligió esta fecha para tener un día específico en el que seguir concienciando y visibilizando esta realidad.

Cómo celebramos nosotras el Día de la Higiene Menstrual

Vivir la menstruación de forma saludable y digna debería ser un derecho de todas las personas que menstrúan. Dar visibilidad a esta realidad, derrumbar tabús y promover opciones sostenibles son claves de nuestra misión y, por eso, preparamos cada año una serie de acciones para celebrar como se merece el MHDay.

En 2019, celebramos en Madrid un pop-up muy especial, en el que todas pudimos disfrutar de talleres, charlas, donación de productos y arte menstrual, entre otras cosas.

En 2020, el Covid-19 nos impidió reunirnos con vosotras presencialmente, pero organizamos un evento solidario online que tuvo muy buena acogida y que sirvió para compartir herramientas de educación menstrual de la mano de profesionales como Miriam Al Adib (@miriam_al_adib), Xusa Sanz (@soyxusasanz, Menstruita, @sontusreglas, @arseroticas, entre otras.

En 2021 celebramos un gran congreso virtual que se materializó en tres interesantísimas charlas en directo vía Zoom y que tuvieron mucho éxito y de las que aprendimos mucho.

En 2022, por fin pudimos volver disfrutar de una experiencia física y, desde CYCLO, organizamos un pop-up durante 15 días en Madrid. Nuestro espacio se convirtió en una experiencia única donde aprender cosas que no sabíamos sobre nuestro ciclo. Con productos innovadores y sostenibles para la gestión de tu menstruación así como un taller diario con expertas.

Por supuesto, este año, hemos preparado para ti varias acciones y sorpresas que dieron su pistoletazo de salida con el directo que Paloma Alma hizo en redes sociales el jueves 25 en el que pudo resolver todas las dudas propuestas sobre higiene menstrual. 

¿Cuál es la situación de la pobreza menstrual en España?

Aunque vivimos en el primer mundo, el reciente estudio ‘Equidad y Salud Menstrual’ de la Fundación Institut Universitari para la investigación en Atención Primaria de Salud Jordi Gol y Gurina (IDIAPJGol) arroja datos escalofriantes sobre la situación de pobreza menstrual que se vive en muchos colectivos de nuestro país.

Según este estudio, hasta un 22,2 % de las participantes reportaron no haber tenido acceso a productos menstruales en algún momento de su vida por cuestiones económicas.

Además, hasta un 39,9 % reporta no haber podido costear el producto menstrual de su elección, y, además, más del 42 % de las participantes (mujeres, personas trans y no binarias) señalaron haber padecido discriminación menstrual en alguna ocasión en sus entornos sociales, escolares o laborales.

Concienciar y reeducar a la sociedad en materia de higiene menstrual y medidas como la bajada del IVA en los productos de higiene femenina o la nueva ley de baja menstrual, contribuirán a largo plazo a mejorar la salud de las mujeres.

Ya veremos si estás nuevas leyes tendrán un efecto sobre la pobreza menstrual, y sería interesante volver a hacer un estudio el año que viene para ver sus impactos.

¿Qué se ha conseguido hasta el momento?

El Día Mundial de la Higiene Menstrual es una herramienta más para poner el foco en el problema de la pobreza menstrual, en la necesidad de romper el tabú. Nos ayuda a reivindicar políticas para llegar a la equidad menstrual, y con todo lo relacionado con el dolor, la investigación, la educación, y un largo etcétera. Si no se mencionan los problemas, no existen, por eso es tan importante hablar de higiene menstrual y concienciar a la población de su importancia, porque la visibilidad es clave.

En el mundo, hay un grave problema de inequidad cuando hablamos de salud menstrual. Países, como Escocia, que apuestan desde hace años por una política menstrual vanguardista, pero hay otros que se sitúan completamente a la cola en este ámbito y siguen estigmatizando a las mujeres por tener el periodo.

Es un éxito rotundo que en Escocia, por ley, todos los productos de higiene femenina sean gratuitos, o que, en Nueva Zelanda e Inglaterra, por ejemplo, se proporcionen de forma gratuita tampones y compresas en los centros educativos.

En nuestro país, por fin también están cambiando las cosas. Algunas comunidades se han tomado muy en serio atajar el problema de la pobreza vinculada a la menstruación, se ha reconocido oficialmente que los productos de higiene femenina son de primera necesidad y en febrero de 2023 se aprobó una ley pionera que da a las mujeres derecho a una baja médica por regla dolorosa, convirtiéndonos en el primer país de la Unión Europea en reconocerla. Pero, como mencionábamos antes, aún queda camino por recorrer.

En CYCLO nos sentimos muy orgullosas de los avances. Somos parte de la conversación y de la revolución menstrual en España desde 2016 y queremos seguir en la lucha, para que se hable del asunto a nivel político, en las empresas, en los colegios y en la sociedad general. Seguiremos juntas otro año más de revolución CYCLO.

3
0

Accede a tu cuenta

¿No tienes una cuenta todavía? Crea una cuenta