¿Qué es el orgasmo femenino? Tipos, beneficios y cómo conseguir el mejor

Es la gran pregunta que todas las mujeres nos hacemos. Hablamos del orgasmo femenino, pero no tenemos claro de dónde viene, que tipos de orgasmos existen, por qué suceden y si tienen una función más allá de la de aportar placer a nuestra vida sexual. Está en el punto de mira y se ha convertido en una herramienta para el empoderamiento femenino. Sin embargo, no todas sabemos cómo alcanzar el clímax y si somos capaces de tener orgasmos más potentes, largos o incluso convertirnos en multiorgásmicas. 

No queremos más tabúes sobre el cómo llegar al orgasmo, sobre el punto G u otras zonas de placer en las mujeres, así que ¡vamos a hablar claro sobre los tipos de orgasmo femenino y la estimulación! Y para ello hoy traigo a toda un experta, la sexóloga María Torre de @arseroticas. ¿Preparada para este viaje de autoconocimiento?

orgasmo-femenino-cama-chica

¿Qué es el orgasmo femenino?

Hay mucha literatura sobre si el orgasmo femenino sólo está en el cerebro y si existen diferentes tipos de orgasmos o no. El orgasmo femenino se manifiesta como un pico sensorial. Éste puede ser variable y transitorio y provoca un intenso placer. Causa un estado alterado de la conciencia y las contracciones involuntarias y rítmicas de la musculatura pélvica. Así mismo, el orgasmo femenino también hace que surjan contracciones en el útero y el ano. Y ¿qué ocurre con todo esto? Que lo vamos a traducir en una sensación de bienestar. Te suena, ¿verdad? 

Muchas mujeres describen sus orgasmos como una descarga explosiva que se expande por el cuerpo y que termina en una sensación de placer y relajación. Cada una somos un mundo así que, aunque sabemos cómo reacciona el cuerpo, las sensaciones y percepciones personales son algo muy diferente.

Manifestación física del orgasmo

Además de la sensación mental de bienestar, también nos afecta físicamente. Durante el orgasmo se producen muchos cambios psicológicos, neurológicos, vasculares y hormonales en las mujeres. 

Si nos centramos en los físicos podemos observar que el útero se eleva, aumenta la lubricación vaginal, la vulva se dilata y el clítoris se erecta, el riego sanguíneo también se incrementa y se concentra en la zona genital, los músculos genitales se mueven rítmicamente, notamos que nuestra respiración se acelera, hiperventilamos y el ritmo cardiaco se altera. Otras de las consecuencias que tiene es que el umbral del dolor cambia y se eleva en algunas partes del cuerpo. 

Tipos de orgasmos

Es ya un clásico el dilema entre si existen diferentes tipos de orgasmo femenino. En el ring de la lucha por el placer está el clítoris frente a la vagina. Vamos, lo que conocemos por orgasmo clitorial u orgasmo vaginal. 

Hablamos de diferentes tipos de orgasmos dependiendo de dónde proceda el estímulo que nos hace alcanzar el clímax. Dependiendo desde dónde lo trabajemos haremos que las contracciones de las que hemos hablado antes sean más o menos intensas. 

¡Apunta esto! Si te has preguntado alguna vez cuánto dura el orgasmo femenino, la respuesta es que de media suele ser unos 7 segundos. En algunos estudios se ha visto que algunas mujeres pueden estar 1 minuto orgasmando, pero si no eres del grupo de afortunadas… eso es lo que hay. 

El orgasmo clitoriano 

El orgasmo femenino clitoriano es uno de los tipos de orgasmos, se trata de una estimulación muy focalizada. Y es gracias al nervio pudendo que hace que podamos sentir esa corriente de placer con tan solo acariciarlo. 

Para conseguirlo debemos estimular el clítoris directamente. Pero espera, antes de que te pongas como una posesa a tocarlo como si fuera el timbre que llama al orgasmo, para y piensa en que no solo eres clítoris, sino que tu placer va mucho más allá (aunque siempre acabes ahí). Es como salir e intentar ir a sitios nuevos, sabes que al final recurrirás a tu sitio favorito. Más o menos algo así pasa en este caso. Recorre tu cuerpo y conoce otras zonas erógenas, después vete acercándote y tócalo suavemente. Aquí ya debes poner en práctica tus técnicas favoritas. Movimientos con la mano, usa algún juguete o rózate con lo que más te guste. 

orgasmo-femenino-clitoriano

El orgasmo Vaginal

A diferencia del anterior, obtener este tipo de orgasmo, un orgasmo a través de la vagina, incluye que el nervio pélvico lleve esa sensación de placer a todo el cuerpo. Es bastante habitual que nos preguntemos sobre el Punto G femenino y debemos aclarar que no es un punto como quien tiene un lunar, sino que es una zona que podemos estimular para intensificar el placer. 

No debemos olvidar que ni un orgasmo excluye al otro, ni siempre se alcanza a través de los genitales. Quiero decir, que en un encuentro podemos tener un orgasmo mixto, es decir, una combinación de los dos y que estimulando otras zonas erógenas también se puede conseguir tener un orgasmo. 

Multiorgasmo

La multiorgasmia es otra de las grandes cuestiones de la humanidad. ¿Cuántas veces te has preguntado si puedes ser una mujer multiorgásmica? Pues sí, sí puedes. Ser multiorgásmica no es más que tener una consecución de orgasmos en una misma relación erótica. Si cuando has llegado al culmen de tu placer sigues sintiendo esas ganas, puedes proseguir con la estimulación o estimular otras zonas y conseguirlo por otras vías. 

Es mucho más sencillo de lo que parece, pero hay que tener en cuenta que somos mujeres cíclicas y que según en qué momento estemos nos encontraremos más receptivas o menos. Además, hay veces que el clítoris es hipersensible y necesita un tiempo de descanso para seguir, es más o menos un periodo refractario femenino. No a todas nos ocurre igual, así que si quieres saber si eres multiorgásmica, sólo tienes que experimentar. 

¿Cómo conseguir el mejor orgasmo?

No hay pregunta que se repita más que esta y os voy a decir que las comparaciones orgásmicas son odiosas. No debemos compararnos en general, pero cuando se habla de sexualidad femenina mucho menos. Cada una de nosotras siente, recibe y experimenta el placer de formas muy diversas, así que conseguir el mejor orgasmo depende de ti y de que pruebes muchas maneras para que veas cuál es la que más te satisface. 

No os voy a dejar con las ganas y os voy a confesar los trucos para conseguir mejores orgasmos que siempre doy: 

A solas

Lo primero de todo, no te centres sólo en los genitales. Hay mucho placer fuera de tus bragas, paséate por tus dos metros cuadrados de piel y disfruta de cada sensación. Dedícate tiempo y redescubre zonas erógenas. Después, sí, mira tu vulva, amígate con ella y ve qué es lo que le gusta y lo que no. En resumen experimenta, experimenta y experimenta. 

En pareja

¿Lo has compartido con tu pareja? Si no lo has hecho estás perdiendo el tiempo. Hablarle de esa incursión que has hecho por ti misma tendrá un efecto caldeador del ambiente automático. Será como poner de repente la calefacción a 40 grados. Ese juego, aunque no te lo parezca ahora mismo, provocará que el deseo aumente y por ello el final (o principio) de todo será más espectacular. Podéis probar a usar complementos eróticos, poner en práctica fantasías o juegos que os exciten. El truco está en alargar mucho el momento.

¿Y si no consigo llegar al orgasmo?

Antes de hablar de cuestiones emocionales que nos impidan llegar al orgasmo, debemos descartar las físicas. Si has acudido a tu médica y todo está correcto, es hora de pararte a pensar qué pasa con tus orgasmos y placer. Tal vez haya algo que te impide disfrutar o relajarte como por ejemplo que no te sientas a gusto con tu cuerpo, no has hecho buenas migas con tus genitales o el estrés te está matando las ganas. De nuevo, volvemos a parar y te animo a que te construyas un refugio para ti donde tengas tiempo de pensar y mimarte. Aprender a quererse y aumentar la autoestima es muy importante para disfrutar de los beneficios del orgasmo. 

Posturas sexuales para disfrutar más del orgasmo

Seguro que ya tienes bastante claro cómo debes hacer para tener un orgasmo. Pues bien, ahora toca pasar de la teoría a la práctica, así que vamos a ver qué posturas son las mejores para que las mujeres tengamos orgasmos. Las mejores posturas para el orgasmo femenino:

Estimular el clítoris es como apostarlo todo al caballo ganador, sabes que lo vas a conseguir. Va a ser rápido y sencillo. No te digo más. Busca posturas donde tu mano o la suya puedan tocarlo cómodamente mientras hacéis otras cosas. 

La cucharita es una muy buena postura para estimular otras zonas, como el pecho o el clítoris a la vez que disfrutamos de la cercanía de los cuerpos. 

Ponernos sobre las rodillas y que nuestra pareja se sitúe detrás nuestro es otra forma de salirnos de las posturas más tradicionales y así conseguir una fricción total.  Rozarnos con una parte del cuerpo de la otra persona es una práctica que se suele hacer en parejas lesbianas y que os animo a que probéis porque resulta muy efectiva. 

Si buscas llegar al mismo punto pero con penetración, el quid de la cuestión es el mismo. Deja que  tu vulva esté accesible para recurrir al clítoris cuando os apetezca. Hay posturas que nos lo permiten más que otras, como por ejemplo sentarte sobre tu pareja o poneros sobre rodillas y manos. Jugar con el equilibrio es una idea estupenda para reíros a la vez que disfrutáis. 

Orgasmo y menstruación

Aunque parezca mentira aún siguen existiendo muchos tabúes sobre el sexo durante la menstruación. ¿Se puede tener sexo mientras tenemos la regla? ¡Claro que se puede! No hay ningún impedimento para disfrutar y los orgasmos son igual de placenteros durante el periodo. Ahora, no debes olvidar quitarte la copa menstrual si va a haber penetración y protegerte porque sigue existiendo el riesgo de embarazo. En este post hablamos más en detalle sobre el sexo durante la menstruación. 

El orgasmo femenino durante la menstruación nos ayuda a reducir los dolores menstruales y a relajarnos gracias a la liberación de endorfinas y serotonina. Se ha hablado mucho si el orgasmo es más intenso durante los periodos de flujo y realmente no está demostrado científicamente, sin embargo como durante este período hay una gran revolución hormonal, la libido aumenta y con ello el apetito sexual.

Durante la menstruación hay algunas mujeres que con el orgasmo sienten menos dolor, pero no hay que olvidar que no todas sentimos lo mismo, así que otras pueden sentir que el dolor aumenta o no tienen ganas de nada.

Puedes disfrutar de igual manera y si lo que te preocupa es mancharlo todo, utiliza sábanas plastificadas, coloca una toalla o cambia a un lugar como la ducha. Si te apetece usar juguetes, un succionador de clítoris puede ser perfecto para este momento. Te estimula por la parte externa y disfrutas sin preocupaciones. Además, si en ese momento te cuesta alcanzar el orgasmo en pareja, es una manera divertida de ayudarte a conseguirlo rápidamente. 

Beneficios del orgasmo femenino

En conclusión, el orgasmo es una muy buena manera de romper con los días grises, de conocernos más y disfrutar de nuestras sexualidades tanto a solas como en pareja. Coge papel y boli y apunta cuáles son los beneficios del orgasmo femenino para que los pongas en la pared y te los recuerdes cada día. 

  • Te ayuda a relajarte y contrarrestar el estrés
  • Alivia dolores, además de los menstruales colabora con la relajación muscular
  • Algunos estudios indican que si estás buscando quedarte embarazada puede ayudarte a conseguirlo
  • Te conoces y disfrutas, ¡qué más se puede pedir! Sirve para saber qué es lo que te gusta y conocer tu cuerpo
  • Consigues mejores relaciones con otras personas. Sí, si empiezas por ti las relaciones con otras personas serán más placenteras
  • No más sequedad vaginal. Al aumentar el riego sanguíneo hace que la lubricación natural mejore
  • Te quita un día de gym. Una buena sesión de sexo activo te ofrece los mismos beneficios que una sesión de gimnasio

 

orgasmo-femenino-placer

 

Be a #TabooBreaker

 

María Torre es sexóloga y periodista y está detrás de ArsEroticas, un espacio donde hablar y practicar sexología positiva. Desde ArsEroticas derriban tabúes y ayudan a crecer eróticamente a las mujeres de una manera divertida y adaptada a cada mujer.