Calor para reducir el dolor menstrual

Seguro que alguna vez has escuchado o incluso utilizado ese típico remedio de la abuela de aplicar calor para aliviar los calambres menstruales, pero realmente…

¿Sabes si es efectivo el calor para aliviar el dolor y por qué lo es? ¿Tiene beneficios el calor en nuestra menstruación?

Chica con dolor menstrual

Y es que, quién no ha tenido alguna vez alguna molestia a causa de esas contracciones en nuestro útero. O esa sensación de sentirte hinchada como si te hubieras pasado todo el día comiendo. O incluso cólicos fuertes… 

Cómo ya hablamos hace algunas semanas, el clima puede hacer que experimentes cambios en tu menstruación, y en verano con el calor es posible que tengas menstruaciones más dolorosas y abundantes. Pero no todo lo relacionado con el calor y la menstruación va a ser malo, también tiene beneficios.

Cuando probé la copa menstrual por primera vez hace más de 7 años, se abrió todo un mundo desconocido ante mí, y entre otras muchas cosas sobre mi ciclo, descubrí que el dolor menstrual no es normal. “¿Pero cómo no va a ser normal?” pensé. Pero la verdad es que enseguida me di cuenta que con ciertos cambios en el día a día podía aliviar las molestias y vivir mi menstruación de forma más positiva. 

Y adivina… Uno de mis descubrimientos favoritos fue que aplicando calor para el dolor menstrual lograba reducir mucho las molestias. 

¿Es efectivo el calor para reducir el dolor menstrual?

Como todo, no hay una ciencia exacta y cada persona es un mundo. Quizás lo que a mí me funciona no funciona igual de bien para ti, pero a grandes rasgos hay cosas que generalmente se cumplen. Y sí, podemos decir que el calor puede ayudarte a reducir los cólicos menstruales.

Saco de calor para aliviar el dolor menstrual

En un estudio realizado por la Universidad de Londres se descubrió que las temperaturas mayores a 40º activan los receptores internos que bloquean el dolor. Sentimos dolor cuando en nuestro cuerpo se mueren o dañan algunas células y a nivel molecular es como si el calor “desactivase” el dolor.

Las temperaturas mayores a 40º activan los receptores internos que bloquean el dolor.

Nuestro útero no deja de ser un músculo, el cual se contrae para expulsar los restos del tejido endometrial durante la menstruación. Aplicar calor en la zona del abdomen puede hacer que tus músculos se relajen y los calambres uterinos no sean tan fuertes. 

Por otro lado, a mí personalmente me pasa (aunque conozco a muchas amigas que también) que cuando estoy menstruando me duele mucho la zona de los riñones. Noto como los músculos de mi espalda se tensan y aplicar calor me ayuda a relajarlos.

¿Por qué ocurre?

Para que el endometrio se desprenda, se tienen que producir unas contracciones en el útero que es lo que a veces nos puede causar el dolor. Al fin y al cabo lo que se contrae es un músculo y el calor ayuda a relajarlo. Además, el tejido endometrial que recubre el útero se comporta de forma similar a la miel, por eso cuanto más lo “derritamos” mejor lo expulsará nuestro cuerpo.

Además, el calor para el dolor menstrual no solo va a conseguir que tus músculos se relajen, sino que va a actuar sobre el sistema nervioso aumentando el umbral de sensibilidad de los receptores del dolor. ¿Por qué ocurre esto? Porque el calor aumenta el flujo sanguíneo, incrementando el flujo arterial y aportando más cantidad de oxígeno, por eso la sensación de molestia seguramente será mucho menor. 

Y eso no es todo. El calor también ayuda a que se reduzca la hinchazón, disminuyendo esa sensación de pesadez de la que os hablaba antes. Así que sin duda, aplicar calor en las zonas de más dolor, es un imprescindible en mi semana menstrual. 

¿Cómo reducir el dolor menstrual con calor?

Seguramente has llegado hasta aquí haciéndote esta misma pregunta: ¿cómo puedo aplicar calor para aliviar el dolor menstrual? Pues tengo buenas noticias, porque tienes muchas opciones para elegir, pero mis favoritas son las de siempre, podemos decir que las de toda la vida, ¡que además son también las más naturales!

1. Saco de calor

Saco de calor para aliviar los dolores musculares a causa de la menstruación

¿Verdad que tu abuela siempre tenía uno en casa? El saco térmico o de calor viene genial para ese primer día menstrual de peli y manta en el que no te apetece moverte del sofá. 

Lo suelo colocar en la tripa o en la zona lumbar, depende de qué dolor sea más intenso. A veces también lo utilizo cuando no estoy menstruando y me lo pongo en la zona del cuello; suelo tener bastantes contracturas sobre todo si he dormido en una mala postura o he tenido una jornada intensa en la oficina.

Además y como no podía ser de otra forma, el saco térmico CYCLO está fabricado con trigo reciclado y telas de algodón 100% ecológico y… ¡tiene hojas de lavanda! Al calentarse desprende ese aroma tan agradable que hará que te relajes todavía más.

18,50 €

Nuestro saco de calor CYCLO es el complemento perfecto para tus menstruaciones más dolorosas. Relleno de trigo reciclado y hojas de lavanda, puedes calentarlo en 2 minutos y aplicarlo sobre el...

2. Infusiones

No sólo puedes aplicar el calor por fuera, sino que tomar una bebida caliente también te ayudará a reducir el dolor menstrual y todavía más si es una infusión con propiedades calmantes y antiinflamatorias.

Las infusiones de CYCLO están formuladas para aliviar las molestias de la menstruación con una combinación natural de hierbas que te ayudarán con la hinchazón, la pesadez, los calambres y todas esos síntomas que podemos tener en la fase premenstrual y menstrual.

Infusión calmante

Infusión calmante

Entre sus ingredientes se encuentran el escaramujo que tiene un poder digestivo, el hibisco con propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, y la caléndula que es antihemorrágica.

Y luego otros ingredientes que estoy segura de que si la has probado, habrás sabido detectar:  los frutos rojos y la vainilla, que son los que le dan ese sabor dulce y afrutado que tanto me gusta. 

9,50 €

¿Te imaginas una infusión que de verdad te ayude a calmar el dolor menstrual? Desinflama, calma, te ayuda a fluir y sentirte mejor.  Bolsa de 80 gr que te durará muchos ciclos.

Infusión antiinflamatoria

Sus ingredientes estrella son el jengibre y la cúrcuma, ya que son antiinflamatorios y antioxidantes. El limón, además de aportar ese sabor cítrico tan característico, te ayudará a mejorar las digestiones y a sentirte menos hinchada.

Por último pero no menos importante, la canela te ayudará a que tu circulación sea mejor.

9,50 €

¿Quieres preparar tu cuerpo para la fase menstrual? Esta infusión con toques de limón y jengibre te ayudará a desinflamar y prevenir las molestias premenstruales. Bolsa de 80 gr que te durará...

Normalmente, cuando estoy menstruando, me preparo un litro por la mañana y así la voy tomando a lo largo de todo el día. Pero si lo prefieres, puedes prepararla taza a taza, solo necesitarás un hervidor o el microondas para calentar el agua y un infusor o filtro.

3. Baño caliente

Normalmente siempre me ducho para no hacer un gran gasto de agua y ser más sostenible con el medio ambiente, no me gusta abusar de los baños  pero es verdad que a veces vienen muy bien para relajarte y por supuesto, también para aliviar dolores con el agua caliente. 

Quién te iba a decir a ti que este remedio más antiguo que el tebeo te iba a ser efectivo con tus molestias menstruales. Prueba suerte aplicando estos trucos antes de pasarte a los medicamentos.

Be a #TabooBreaker