Menstruación y personas trans

‘’¿Por qué decís personas menstruantes si las que menstruamos somos mujeres?’’

Casi todas las semanas recibimos alguna pregunta de este tipo en CYCLO. 

Lo cierto es que solemos hablar de mujeres, porque somos un equipo de mujeres y porque una amplia mayoría de las personas que menstrúan lo son. Además, utilizamos el femenino plural porque nos sentimos más cómodas y mejor representadas de esta forma que hablando en masculino.

Ahora bien: en nuestra comunicación a menudo incluimos la expresión personas menstruantes, sencillamente porque no todas las personas que menstrúan son mujeres, y porque muchas mujeres no menstrúan.

¡¿Cómo?! si no sabes a qué nos referimos,  quizás sea el momento de que nos asomemos al concepto de Paraguas Trans

¿Qué es el Paraguas Trans?

Hablamos de Paraguas Trans para recoger distintas identidades que se salen de ‘lo normativo’. Es decir: personas no binarias, chicas trans, chicos trans, personas de género fluido, personas agénero y un amplio etcétera.

Como sabes, estando aún en el útero se nos asigna un género en función de lo que se va desarrollando entre nuestras piernas: si es un pene se te etiqueta como niño y si tienes vulva, como niña. Digamos que socialmente tenemos este acuerdo binarista -sobre todo en occidente- en el que la sociedad está conformada por hombres y mujeres.

Una persona cis es aquella cuyo género se corresponde con el que se le asignó al nacer (ya sea género masculino o femenino). Por ejemplo: yo soy una chica cis porque nací con vulva, me criaron ‘’como niña’’ y efectivamente me identifico como mujer.

Así visto parece sencillo, ¿verdad?

Sin embargo existen otras realidades que es preciso nombrar y visibilizar con el máximo respeto: La realidad de las personas que no se identifican con el género que se les asignó al nacer; ya sea porque su identidad es masculina pese a haber nacido con vulva, porque su identidad es femenina pese a haber nacido con pene, o bien porque no se identifican ni con el género femenino ni con el masculino.

¿Y entonces con qué género se identifican? lo cierto es que, aunque las etiquetas hoy por hoy son necesarias para comunicarnos, existen tantas identidades posibles como personas, y a lo largo de la Historia siempre ha habido identidades disidentes (aunque quizás no salían en nuestros libros del cole).

Recordemos que el género no es algo con lo que se nazca, sino una construcción social, ese acuerdo del que hablábamos. De hecho no en todo el mundo se habla de ‘hombres y mujeres’: actualmente hay sociedades indias en las que hay reconocidos hasta 5 géneros distintos.

El binarismo es cuestionable también a nivel biológico: ¿Sabías que cada día nacen más personas intersex (con genitales ‘’ambiguos’’ que no permiten que se les asigne uno u otro género con tanta facilidad) que personas pelirrojas?

Quizás ahora sea más fácil abordar lo que planteamos al principio:

No todas las personas que menstrúan son mujeres…

Es el caso de Rubén, a quien ya hace un tiempo tuvimos el enorme placer de entrevistar (puedes conocerle más aquí) y que protagoniza la sesión de fotos de este post. De peque, Rubén fue socializado como una niña en base a sus genitales. Sin embargo, pronto entendió que su identidad era transmasculina y a los 21 años comenzó su transición.

Los hombres trans que eligen no someterse a tratamientos hormonales u operaciones específicas para evitarlo, tienen  ‘la regla’.

También menstrúan las personas no binarias cuyos cuerpos disponen de ovarios fértiles.

… y muchas mujeres no menstrúan

Las chicas trans no menstrúan por la sencilla razón de que anatómicamente no tienen ovarios o útero.

Pero ojo: también hay chicas cis que no menstrúan por razones hormonales, por determinadas patologías, por la menopausia o incluso que dejan de menstruar durante un tiempo por factores emocionales (si quieres saber cuánto afectan el estrés y la ansiedad a tu ciclo, te recomiendo que leas esto).

¿Por qué tanto debate en torno a las personas menstruantes?

A veces recibimos mensajes de odio por intentar dar visibilidad a este abanico de identidades.

Algunas voces plantean que estos colectivos han surgido ‘’como una moda’’, ‘’por rebeldía’’… ¿De verdad pensamos que es nuevo? ¿O que alguien elegiría de motu propio ‘’pasarse’’ a un colectivo que sufre todo tipo de discriminaciones y violencias?

También hay quien plantea que las mujeres trans quieren arrebatar a las mujeres cis todo lo que el feminismo ha logrado. Olvidando que históricamente ambas luchas van de la mano. 

Gran parte de estas polémicas están surgiendo en torno al borrador de la nueva Ley Trans (actualización de la del 2007), que pretende facilitar la libre autodeterminación de género de las personas, sin necesidad de presentar un informe médico o psicológico.

Y uno de los muchos puntos que está siendo cuestionado de este borrador es el que abre el acceso a tratamientos reproductivos a personas trans con capacidad de gestar

Deja que vuelva a ponerte el ejemplo de Rubén: siempre tuvo claro que gestar era su gran sueño, y en su transición eligió no someter su cuerpo a tratamientos u operaciones que condicionasen su fertilidad. Mientras escribo estas líneas, Rubén está embarazado de su primer bebé (@papagestante).

El debate en torno a los derechos reproductivos trans ha hecho que muchas personas pongan el grito en el cielo, y esto me ha llevado a reflexionar sobre el trato médico que habitualmente se ofrece a dicho colectivo.

Según datos que recoge InfoLibre de un reciente estudio llevado a cabo por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), ‘’el 75% de personas encuestadas considera que los profesionales sanitarios tienen un conocimiento bajo o muy bajo sobre su realidad. Casi el 50% de quienes participaron en el sondeo anula o retrasa sus citas médicas para evitar sentir discriminación en la consulta. Además, el 20% de las personas trans lo hacen por miedo a que se les llame por un nombre que no es el suyo, el 16% para evitar que se les falte al respecto y el 14% por temor a visibilizarse como personas trans.’’

Iniciativas como la de la Universitat de Barcelona (UB), que va a incorporar una asignatura específica en Medicina sobre atención a las personas trans, ponen de manifiesto la necesidad de formar al profesional médico para atender con la misma calidad y dignidad a cualquier paciente. 

La importancia de nombrar la diversidad

Muchas mujeres cis nos escriben a diario para contarnos lo mal que lo pasan cuando menstrúan. La falta de educación sexual hace que a menudo no entiendan bien su propio cuerpo, que su sangre les de asco, o que no  conozcan productos menstruales adecuados con los que dejar de contaminarse o aliviar sus molestias.

Si eres una mujer con vagina y menstruar te ha generado alguna vez vergüenza, desconcierto o rechazo… Imagínate las dificultades emocionales, psicológicas o sociales a las que podrías enfrentarte si además no eres mujer.

Tengo 27 años y desde que empecé a tomar hormonas no menstruo, pero sí lo hice durante mucho tiempo, y muchos otros tíos como yo siguen haciéndolo. Que se haga como si fuera invisible o se hable de ello en un tono burlesco es algo que duele mucho (…) ”, cuenta en una entrevista para El País el activista trans y profesor Aitor González. 

Los derechos trans son derechos humanos

La propia ONU asegura que  “convertir la menstruación en un estigma puede socavar el disfrute de los derechos fundamentales tanto de mujeres y niñas como de hombres tansgénero y personas no binarias que menstrúan”.

Testimonios como el de Rubén o el de Aitor nos recuerdan la importancia de visibilizar, nombrar y acoger distintas identidades que existen y que se merecen más respeto que debate.

Frente a la tendencia habitual de patologizar todo lo que se sale de lo normativo… está en nuestras manos normalizar no sólo la menstruación, sino también la diversidad de quienes menstruamos.

Me llamo Irene Ferradas y soy experta en Género y Coeducación, además de trabajar como formadora en Talleres de Sexualidad Feminista y Autocuidados (@bonitatutalleres). En CYCLO soy Asesora Menstrual y me dedico a atender todas las dudas de la comunidad #TabooBreaker para ofrecer soluciones, ideas y contenidos con los que todas las mujeres y personas menstruantes podamos vivir nuestros ciclos de la forma más sana, sostenible y positiva posible.

Be a #TabooBreaker

Descubre la tienda online CYCLO

Copa menstrual, compresas de tela ¡y todo lo que necesitas para vivir tu menstruación en positivo!