Higiene íntima femenina ¿Cómo mantener tu vagina limpia?

¿Debo usar o no jabón en mi vulva? ¿Protegeslip sí o no? ¿Qué hago para no alterar mi pH? ¿Me ayudará usar la copa? Como alguien que ha sufrido en el pasado muchas infecciones y candidiasis, todas estas preguntas sobre higiene íntima femenina me resultan muy pero que muy familiares

Tarde tiempo en aprender qué era lo mejor para mi cuerpo y mi salud, y por eso hoy me gustaría compartir contigo mis mejores consejos de higiene íntima. Muchos de estos los he aprendido de grandes profesionales, y con este post mi único objetivo es que aprendas cómo mantener tu vagina y tu zona íntima sana, limpia y libre de infecciones. ¡Allá vamos!

higiene-intima-femenina

¿Por qué es importante mantener limpia la zona íntima?

Creo que antes que nada es súper importante aclarar algo que muchas veces confundimos. Dentro de lo que llamamos “zona íntima”, nos estamos refiriendo a nuestro genitales externos y a nuestra vagina, y debemos cuidar de ambos de forma muy diferente.

Por un lado, nuestra vulva actúa como una barrera que nos protege del exterior y está compuesta por microorganismo únicos y diferentes a los del resto del cuerpo. Cuidarnos, debe incluir proteger esta piel tan sensible, para evitar alterar su pH y así posibles infecciones.

En cuanto a nuestra vagina, creo que hay una frase que lo resume bastante bien… “cuanto menos, mejor”. Y es que, ¿sabías que la vagina tiene un sistema de autolimpieza?

Hábitos para mantener limpia y sana tu zona íntima

A veces los cambios más sencillos son los más efectivos, y si hablamos de higiene íntima femenina, creo que todavía se cumple más. Desde que di el paso a la copa menstrual, me di cuenta de que un solo cambio podía tener un impacto enorme en mi salud. Por esta razón vas a ver que la lista con consejos que comparto hoy contigo no es muy extensa. Pero de verdad, espero que te ayude a sentirte muchísimo mejor:

Ropa interior

¡Hola bragas de algodón!

Si hay un material que permite que nuestra piel transpire y no se acumule humedad en nuestra zona genital , ese es sin duda el algodón. Así que, aunque el encaje y los tejidos sintéticos están bien para ocasiones especiales, en el día a día te recomendaría usar solo ropa interior hecha 100% de algodón (y si es eco mejor que mejor).

higiene-intima-femenina-algodon

Otro truco que de primeras no me llamó demasiado la atención, sobre todo en invierno, es probar a dormir al menos una vez a la semana sin ropa interior. Puedes dormir y soñar completamente desnuda (¡en verano es una gozada!) o llevar un pijama de algodón ancho y cómodo que no te apriete. ¿La razón para este experimento? Pues porque al final, aunque el algodón transpira más que cualquier otro tejido, no deja de retener algo de humedad, lo que puede producir un crecimiento de levaduras o bacterias.

Evitar la humedad

Nuestra gran enemiga. La humedad crea el ambiente perfecto para la proliferación de hongos vaginales e infecciones. Mi consejo es que intentes no pasar demasiado tiempo con el bikini mojado puesto (yo siempre llevo uno de repuesto) y no lleves pantalones demasiado ajustados en la zona genital.

Productos de higiene íntima

¿Jabón?

¡La gran duda! Que si jabón neutro solo, que si jabón íntimo, que si nada de nada… ¿Qué es lo idóneo?

El pH de la vagina y de nuestra zona genital es ácido, a diferencia del resto del cuerpo que tiene un pH neutro. Esta es la principal razón por la que en general, no se recomienda usar jabón para lavar la zona íntima y mucho menos el mismo que usas en el resto del cuerpo.

Incluso los jabones ácidos específicos, nunca serán exactamente igual de ácidos que esa zona. Por lo que a no ser que te lo recomiende específicamente tu médico, mi consejo es que si sufres de picores, infecciones o cándida pruebes a no usar jabón (solo agua).

¿Toallitas?

También te resultará muy familiar haber visto anuncios de toallitas de higiene íntima femenina contra el olor, para mantenerte “fresca” y supuestamente más limpia. Sin embargo, sucede lo mismo que con los jabones, su pH no es igual que el de tu vulva. Además, pueden provocar un exceso de humedad en la zona, lo cual no queremos… Por no hablar de lo poco ecológico que es a nivel medioambiental.

Cómo limpiar y lavar tu vulva

Aunque no se recomiende usar jabón, esto no significa que nuestra vulva vaya a estar sucia. Para tener una buena higiene intima como mujer, debemos lavar nuestros genitales (externos) con agua tibia cada día.

¿Cómo lavar la zona íntima? Empieza con movimientos de adelante hacía atrás, para evitar trasladar bacterias del ano (lo mismo cuando nos secamos con la toalla o vamos al baño). Después recorre con tus dedos con cuidado tus labios y la zona que rodea tu clítoris (no este directamente ya que podrías hacerte daño).

Te hablo de dedos (de usar tus propias manos) porque deberías evitar a toda costa usar una esponja, son un nido de gérmenes y nos pueden irritar…

Las duchas vaginales son innecesarias

¡Vagina y vulva no son lo mismo! El lavado vaginal puede ser peligroso…

Si bien es importante limpiar a diario nuestra vulva, nuestra vagina no necesita una limpieza (salvo prescripción médica). Por lo que para mantener su pH equilibrado lo mejor es… ¡no hacer nada! Y evitar introducir químicos o sustancias que puedan alterar nuestra microbiota o “flora” vaginal (tampones convencionales por ejemplo).

Protegeslips e higiene íntima

Como te comentaba antes, el pH de la vagina es ácido, esa es la razón por la que menudo el flujo destiñe nuestra ropa interior. De ahí que muchas de nosotras, y me incluyo porque yo lo hice durante mucho tiempo, usemos protegeslips a diario.

Sin embargo, la mayoría de protegeslips desechables contienen químicos y plástico en su composición, lo que además puede provocar un exceso de lubricación (no permiten que tu vagina transpire correctamente).

¿Mi recomendación? ¡Déjalo! Los primeros días quizás necesites llevar unas bragas de repuesto en el bolso, pero poco a poco verás como tu lubricación se regula. Y para esos días de flujo más abundante (por ejemplo durante la ovulación o los últimos días de nuestra menstruación) lo mejor es usar un protegeslip de tela hecho 100% de algodón ecológico (cero químicos y transpirable).

higiene-intima-femenina-protegeslip

pH vaginal ¿Qué es?

El pH vaginal de una mujer adulta es ácido comparado con el del resto del cuerpo (5 aproximadamente). ¿Qué significa esto? Este pH ácido nos protege contra infecciones, mantiene nuestra vagina lubricada correctamente y evita la formación de malos olores.

Algunas de las cosas que pueden alterar este pH son los lavados con jabones agresivos, trastornos hormonales, e incluso la secreción alcalina del útero durante nuestra menstruación (¡entre otros claro!)

Higiene íntima durante la menstruación

Una vez más, los productos que usamos durante nuestra menstruación tienen un impacto enorme en nuestra salud, especialmente en nuestra higiene íntima. ¿Sabes que la mayoría de tampones y compresas desechables contienen químicos en su composición? La dioxina (un blanqueante tóxico), el asbesto (variedad del amianto) y el rayón son los más comunes… Todos estos entran directamente en contacto con nuestra vagina y zona genital.

La solución más sencilla para evitar tener la vagina irritada, infecciones o mal olor es optar por alternativas sanas y sostenibles para vivir nuestra menstruación. Es un cambio súper sencillo que tiene un impacto enorme en nuestro cuerpo, y también en el medio ambiente. Creeme, yo tampoco estaba convencida de que fuese tan malo hasta que probé la copa menstrual.

Copa menstrual y zona íntima

La principal diferencia entre la copa menstrual y un tampón es que ésta recoge tu menstruación, mientras que el tampón absorbe todo los líquidos de tu vagina, provocando sequedad. Además, como te comentaba, los químicos y fibras de los tampones entran en contacto directamente con nuestras mucosas.

La copa menstrual CYCLO está hecha en España y compuesta 100% de silicona médica hipoalergénica, un material natural que no contiene ningún tipo de aditivo ni suavizante. No reseca, irrita, ni altera el pH vaginal.

higiene-intima-copa-menstrual

En cuanto a los olores… Ay, al pasarte a la copa te darás cuenta de que nuestra sangre no huele mal. Es justamente la reacción que se produce cuando esta entra en contacto con los productos químicos de las compresas y tampones lo que puede producir olores raros…

Compresas de tela e higiene íntima

La copa menstrual no es la única opción saludable para tu vagina, ni muchísimo menos. Las compresas de tela reutilizables, libres de plástico y de químicos suponen un antes y un después para nuestra higiene íntima.

Son trasnpirables, antibacterianas y completamente impermeables. No rozan, pican ni producen alergias, así que es una opción también hipoalergénicas, ideal si tienes hipersensibilidad o sufres infecciones recurrentes (en mi caso esto ocurría siempre después de mi menstruación).

Sexo, cuidados antes y después

Si hay un momento vulnerable en nuestra higiene íntima, ese es después de mantener relaciones sexuales. Una vez más, seguir una serie de medidas sería conveniente si queremos evitar infecciones, especialmente las relacionadas con las vías urinarias. ¡Te explico por qué!

A diferencia de los hombres, nosotras no eyaculamos por la uretra cuando tenemos un orgasmo, por lo que digamos que esta no se limpia. Pero podemos evitar que se acumuñen gérmenes orinando después (durante los 45 minutos siguientes está bien).

También sería ideal limpiar con agua nuestros genitales, así que una ducha después del sexo nunca viene mal. Puedes dártela sola o acompañada…

Y por último, aunque es algo que todas sabemos, recuerda cambiar tu ropa interior después de tener sexo, ya sea sola o en pareja

higiene-intima-despues-sexo

Higiene íntima durante el embarazo

Durante el embarazo, y así me ocurrió a mí, el principal cambio que notan algunas mujeres es que producen mucho más flujo vaginal del que están acostumbradas (tanto que a veces pensaba que me había hecho pis…). Recuerdo que debía cambiarme la ropa interior entre 2 y 3 veces al día…
Aun así, mi ginecóloga me recomendó no usar protegeslips, por todo lo que os comentaba antes. En su lugar, me avisó de que siempre llevase ropa interior de repuesto y que fuese de algodón 100%. De hecho, también existen bragas de maternidad, también de algodón, pero con un refuerzo especial.
higiene-intima-embarazo-mujer

Flujo vaginal de una vagina sana

El flujo vaginal es algo normal y tiene unas funciones concretas: limpia y humecta la vagina, y ayuda a prevenir y combatir infecciones.

A lo largo del ciclo el flujo puede variar en cuanto a color, textura y cantidad. Por eso es esencial, primero conocer cómo debe ser un flujo sano y también, llevar un registro de los cambios que se producen en nuestro ciclo (a mi me gusta usar un diagrama menstrual). Así, seremos capaces de detectar por nosotras mismas cambios que puedan indicar la presencia de un problema.

¿Y cómo tiene que ser mi flujo? Puedes fijarte en el olor: debe ser inodoro o con un olor ligeramente salado. Pero lo más importante es fijarte de que no pique ni moleste.

Si tienes más moco cervical de lo habitual o hay picor, olor o dolor durante las relaciones sexuales, es cuando deberías consultar con un profesional.

higiene-intima-flujo

En resumen, y como te decía, respecto a la higiene íntima femenina lo mejor es usar cuantos menos productos mejor. Adiós jabón y productos innecesarios para decir adiós a los malos olores. Limpiar la zona a diario con agua tibia y optar por los tejidos naturales y transpirables como el algodón.

Be a #TabooBreaker