Acné Hormonal: tratamientos y remedios naturales

El acné hormonal es sin duda uno de los temas relacionados con nuestro ciclo menstrual sobre el que existen más dudas, más controversia y desinformación. Sin embargo afecta o ha afectado a la mayoría de nosotras en algún momento de nuestra vida. ¡Incluso esa amiga con la piel de bebé recibe la visita de algún grano hormonal antes de su menstruación!

Por eso, he investigado y recopilado toda la información necesaria para ayudarte a averiguar la raíz del problema. Encontrar un tratamiento para el acné hormonal natural quizás no sea el camino más sencillo, pero sí el más efectivo a largo plazo y libre de efectos secundarios. ¡Vamos a ello!

Lo más importante antes que nada, es saber diferenciar el acné hormonal de otros tipos. Fíjate en dónde aparece, o donde está el foco principal. Los granos hormonales suelen localizarse alrededor de la boca, en la barbilla, cuello o espalda. Además, suelen estar inflamados, ser más profundos y doler al tacto.

¿Por qué aparece el acné hormonal?

La verdad es que no hay una sola explicación y pueden ser muchas las causas del acné hormonal… como siempre digo, las hormonas afectan prácticamente a todo, no solo a nuestra menstruación. De la misma forma se ven afectadas por multitud de factores. Es importante observarnos bien para escoger el tratamiento natural para el acné hormonal más adecuado.

Suele ser muy común durante la adolescencia, ya que durante esta etapa se produce el desarrollo de las glándulas sebáceas y nuestro cuerpo produce más hormonas masculinas (andrógenos) que estimulan dichas glándulas. El resultado: exceso de sebo (grasa) en nuestra piel.

acné-hormonal-tratamiento-natural

Sin embargo, la realidad es que muchas de nosotras seguimos sufriendo brotes de acné bien pasada la adolescencia… “Es cosa de la edad” me decían, hasta que cumplí los 25 y ahí seguían.

Un exceso en el aumento de testosterona (hormona andrógena) en algunos momentos de nuestro ciclo menstrual suele ser una de las causas más comunes. Esta es la causa por ejemplo del acné hormonal prolongado en casos de SOP (Síndrome de Ovarios Poliquísticos), caracterizado por un nivel más elevado de hormonas masculinas.

También el estrés afecta a nuestros niveles hormonales, en concreto el cortisol. Además, este influye en los niveles de inflamación de nuestro cuerpo: más estrés, más cortisol y más inflamación. Un círculo vicioso que puede afectar muy negativamente a nuestra piel y nuestra salud en general. Un exceso de cortisol impide a nuestra piel retener agua adecuadamente y aumenta la producción de grasa en las glándulas sebáceas.

Y por último, aunque no menos importante, la alimentación. Somos lo que comemos, y cuando hablamos de salud hormonal, esto es más que cierto. Hay numerosos estudios que demuestran que ciertos alimentos afectan negativamente al acné hormonal: lácteos, azúcares, exceso de carne roja… Todos estos provocan inflamación y por tanto, acné. Mientras que otros pueden ayudarnos. Más adelante voy a hablarte de cada uno de ellos, ¡vamos por partes!

¿Afecta por igual a mujeres y hombres?

Yo también me hice esta pregunta… A mi alrededor observaba muchas amigas y mujeres con problemas de acné, pero mis amigos parecían haber dejado el problema atrás con la adolescencia.

La realidad es que casi el doble de mujeres que hombres acuden a un especialista en busca de una solución para su acné hormonal pasados los 25 años*. Además, parece que somos las mujeres las que sufrimos brotes de acné más prolongados en el tiempo y pasada la adolescencia (entre el 75% y el 85% dentro de este grupo son mujeres). Todo ello parece estar relacionado con los cambios hormonales a lo largo de nuestro ciclo menstrual, algo por lo que no pasan los hombres.

*https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5300732/

Acné hormonal y ciclo menstrual

Nuestro ciclo menstrual se inicia el primer día de nuestra menstruación, desde ese momento empieza el baile hormonal que marca las distintas fases: folicular, ovulatoria y lútea.

Entre los días 1 y 14 (en caso de una menstruación perfectamente regular) los estrógenos lideran sobre la progesterona. Estos promueven nuestras características femeninas, normalmente nos sentimos más enérgicas y positivas. Es una fase donde suele mejorar el aspecto de nuestra piel.

A partir de la ovulación, alrededor de la mitad del ciclo, la progesterona empieza a dominar, lo que provoca un incremento en la producción de sebo de nuestra piel. Es normalmente al comienzo de la semana 3 del ciclo menstrual cuando tus estrógenos y progesterona disminuyen drásticamente si no se produce un embarazo. Al mismo tiempo, tu cuerpo experimenta un ligero aumento de testosterona.

Es esta la principal razón de esos famosos brotes de acné y granitos antes de nuestra menstruación, más o menos, a partir del día 20 de tu ciclo. ¡Y así en bucle! Sí, créeme, sé lo que es…

Acné durante la menopausia

Durante esta etapa nuestro cuerpo deja de producir las dos hormonas principales del ciclo menstrual: progesterona y estrógenos. Suele ocurrir poco a poco, por lo que los desequilibrios hormonales son normales y muy frecuentes. Además también desciende la producción de colágeno, y por tanto la capacidad de la piel para almacenar agua. Todos estos cambios pueden provocar la activación de la glándula sebácea y dar lugar a un brote de acné. “Una vuelta a la adolescencia, ¡vaya!”

Acné durante el embarazo

Aunque hay mujeres que no notan ningún cambio en su piel durante el embarazo, es muy común tener un brote de acné hormonal, especialmente durante el primer trimestre. Yo recuerdo que había mejorado mucho, y al quedarme embarazada…¡pum! Aun así, cada mujeres es diferente, y esto es algo imprevisible.

¿Cómo podemos tratar el acné hormonal?

Creo que este es el punto más interesante y sobre el que más dudas existen. Y es que muchas veces parece que el único tratamiento para el acné hormonal es recurrir a los anticonceptivos, esta es la forma más común con la que los médicos tapan los problemas de granos hormonales. Sin embargo, estos tratamientos muchas veces tienen efecto rebote, además de efectos secundarios y de suprimir por completo nuestro ciclo menstrual (recuerda que el sangrado de la píldora no es tu menstruación, si no un sangrado por deprivación de estrógenos).

Pero hoy quiero compartir contigo otras formas de llegar a la raíz del problema y tratarlo de forma natural, sin recurrir a medicamentos.

Alimentación: qué alimentos nos ayudan

Para mí el primer punto de partida debería ser siempre la alimentación. ¿Cómo es tu dieta? ¿Recurres habitualmente a alimentos procesados? ¿Eres de chocolate blanco o con leche? Todo esto puede estar afectando a tu piel desde el interior, pues el acné suele deberse principalmente a un estado de inflamación.

Para eliminar el acné hormonal céntrate en alimentos frescos, no procesados: frutas, hortalizas y verduras, especialmente las de hoja verde y color oscuro (espinacas, acelgas, kale, brócoli…). ¡El brócoli es nuestro gran aliado en cuanto a salud hormonal!

Asegúrate también de estar incluyendo suficientes grasas beneficiosas en tu día a día: aguacate, aceite de oliva virgen extra, pescados como el salmón, semillas, frutos secos…

Y por último, el consumo de pescado azul es fundamental para eliminar el acné hormonal según las expertas. Se debe a su alto contenido en omega 3, el cual tiene un poder antiinflamatorio maravilloso (si eres vegetariana puedes encontrarlo en semillas como las de cáñamo y las nueces).

Qué alimentos NO están indicados

Ahora viene la parte difícil… todos esos alimentos a los que es mejor decir adiós si queremos tratar el acné hormonal de forma natural.

Los lácteos, sobre todo los excesivamente procesados y de vaca, pueden ser especialmente dañinos para nuestra piel y nuestra salud hormonal en general. Una de las razones es la sobreproducción de testosterona que producen las hormonas de la leche, así como el aumento de la inflamación. Si te cuesta renunciar a ellos, opta por los más naturales como el kéfir o los quesos artesanos de cabra. Pero lo mejor es sustituirlos por alternativas vegetales, como las leche de arroz, coco o almendras, los yogures naturales de soja o los quesos a base de anacardos. Hoy en día hay muchísimas opciones.

Elimina los alimentos procesados con altos contenidos en azúcares y harinas refinadas, cuanto más fresco y más natural sea lo que incluyes en tus platos, ¡mejor! Esta es la forma más eficaz de “evitar la sobreproducción de la hormona de crecimiento insulínico”, que de acuerdo con la doctora Lara Briden provoca un aumento de sebo, queratina e inflamación.

En cuanto al chocolate, que este causa acné es otro gran mito… el cacao puede ser incluso beneficioso durante la etapa pre y menstrual debido a su alto contenido en magnesio. El problema empieza cuando optamos por dulces y barritas de chocolate con un alto contenido en grasas saturadas y azúcares refinados. Para darte un capricho, opta por cacao desgrasado en polvo o chocolate del 85%.

Suplementar

A parte de prestar atención a lo que ponemos cada día en el tupper y qué nos preparamos de cena, así como evitar los postres azucarados, hay veces que también puede ser de ayuda la suplementación.

En este caso, lo mejor es que lo consultes previamente con un nutricionista o endocrino especializado, pero mi querida Lara Briden, doctora naturópata, asegura que el zinc, la berberina y el DIM pueden ser muy beneficiosos.

Cuidar la piel

Creo que este es un punto que todas conocemos, nos lo decía nuestra madre, lo oímos constantemente en la televisión, nos insisten las gurús de belleza, las revistas… Sin embargo, muchas veces pasamos por alto el hecho de que la mayoría de cremas y limpiadores del mercado están cargados de productos químicos que pueden ser tóxicos a nivel hormonal: los disruptores endocrinos.

Limpiar y cuidar de nuestra piel a diario es fundamental, pero mi mayor consejo es que optes por productos ecológicos, con productos naturales y sin químicos tóxicos. Ciertos químicos se ha demostrado que penetran nuestra piel y pasan a nuestro organismo, afectando a nuestras hormonas y nuestra salud en general. Aquí puedes consultar en detalle cuáles son los más dañinos y dónde se encuentran normalmente.

Nuestro jabón en pastilla vegano y con aceite de árbol del té es ideal para pieles con tendencia al acné, además de para limpiar tus compresas de tela o cualquier mancha de sangre de tu ropa interior. Tres en uno.

Evitar el estrés

El cortisol es el gran enemigo del acné hormonal, pero también de muchos de los desequilibrios de nuestro ciclo menstrual. Si estamos estresadas podemos sufrir irregularidades, mayor dolor o molestias, hinchazón y por supuesto… granos hormonales. ¡Y a veces ni nos damos cuenta!

Intenta hacer una actividad que te relaje después del trabajo, desconectar leyendo un libro, viendo tu serie favorita, yendo al gimnasio (la mejor manera de liberar endorfinas) o incluso cocinar una cena bien rica con los alimentos que te comentaba anteriormente.

Pero si crees que tu problema de estrés es algo más grave, lo mejor es que acudas a un especialista y lleguéis juntos a la raíz del problema para poder solucionarlo.

Tratamiento hormonal natural para el acné

Aun así, muchas veces incluso siguiendo todas estas pautas sentimos que nuestro cuerpo necesita una ayuda para recuperar el equilibrio. En estas situaciones uno de mis remedios naturales favoritos para el acne hormonal es el regulador hormonal natural Ginevitex, una tintura ecológica a base de la planta Vitex, puede marcar la diferencia.

Tal como bien explica la doctora Miriam Al Abid, “el extracto de la planta Vitex Agnus Castus actúa poniendo en orden los desequilibrios hormonales femeninos, ya que en la hipófisis favorece el pico de la LH para que se produzca la ovulación, y por consiguiente se formará el cuerpo lúteo, el cual va a garantizar unos adecuados niveles de progesterona en la fase segunda del ciclo (fase lútea)”

El Vitex es sin duda una planta increíble, ideal para el tratamiento del acné hormonal ¿sabes que ya se usaba en la época del imperio romano? Ana de Ginevitex, decidió recuperarla y ahora la cultiva en Alicante, donde se produce el Ginevitex que puedes encontrar aquí.

El Vitex además de favorecer la ovulación, atenúa todos esos síntomas propios del síndrome premenstrual como al acné hormonal, la tensión mamaria, dolor pélvico, distensión abdominal, irritabilidad… En fin, una planta maravillosa para el ciclo menstrual y de gran ayuda también si tomaste la píldora durante años y ahora notas que a tu cuerpo le cuesta recuperar el equilibrio .

¡Eso sí! Ginevitex contiene un 40% de alcohol, pues se produce de una tintura ecológica a base de orujo artesanal. Por eso, lo mejor es que lo disuelvas en un vaso de agua grande, para reducir al máximo la graduación.

¿Recomiendo el uso de anticonceptivos?

Esta es una pregunta que recibo muy a menudo… Y creo que sea cual sea mi opinión, es importante que cada una de nosotras esté bien informada antes de tomar su propia decisión.

Los anticonceptivos se recetan habitualmente para tratar el acné por una razón. Los estrógenos que se encuentran en los anticonceptivos orales contrarrestan el efecto de la testosterona y otras hormonas andrógenas sobre nuestra piel.

Mientras estamos en tratamiento hormonal ingerimos hormonas sintéticas cada día que mantienen nuestros niveles hormonales constantes, impidiendo la ovulación y por tanto el embarazo (nuestro ciclo menstrual se detiene). El sangrado que se produce durante la semana de descanso se debe simplemente a la deprivación de hormonas, pero es importante saber que no es tu menstruación.

En muchos casos interrumpir el tratamiento hormonal significa volver al problema del acné, ya que no se está averiguando ni tratando la raíz del problema: ¿por qué existe ese desequilibrio hormonal en tu ciclo?. Además, son también muchas las mujeres que sufren un brote de acné post-píldora, incluso si antes no lo habían tenido.

Por otro lado, la píldora tiene numerosos efectos secundarios y debería ser siempre recetada por un profesional después de realizar los estudios y análisis necesarios.

cne-hormonal-anticonceptivos

Cada una de nosotras es distinta y cada caso es muy particular, sobre todo cuando hablamos de acné hormonal, ¡ya has visto que influyen muchos factores! Solo espero que este post te haya ayudado a aclarar algunas ideas, quizás averiguar algo nuevo o descubrir qué cambios podrían ayudarte más en tu caso.

Be a #TabooBreaker

Fuentes y artículos de interés: