Flujo vaginal blanco y espeso: ¿Qué significa?

De primeras, tranquila. Tener flujo blanco espeso o cremoso es completamente normal y la mayoría de las mujeres lo ven en su ropa interior de forma cíclica cada mes. Así que, como veremos en las siguientes líneas, en principio (sobre todo si no hay mal olor asociado) está todo bien en tu vagina si tienes este tipo de flujo. Pero… ¿quieres saber un poquito más sobre él? Pues sigue leyendo que te explico qué significa y en qué momentos suele aparecer. Al lío.

¿Qué es el flujo blanco vaginal?

Hay muchos tipos de flujo vaginal y, además, de muchos colores. Que aparezca de un color u otro o con una consistencia u otra depende en gran medida del momento de tu ciclo.

No obstante, también intervienen otros factores, como si has practicado sexo o no justo antes o si existe una pequeña infección por cándida.

Vale, muy bien, pero… ¿qué significa tener mucho flujo blanco? Pues, siempre que no venga acompañado de olor extraño o picor, significa que tu ciclo es perfectamente normal.

De hecho, es mucho más probable que aparezca poco antes de que llegue tu menstruación, aunque también puede aparecer durante la ovulación.

Total, que es lo más normal del mundo y no debes preocuparte en absoluto. De hecho, debes entender que tu cuerpo genera diferentes tipos de flujo durante todo el ciclo menstrual y que, en general, solo está ahí para protegerte y ayudar al normal funcionamiento de tu vagina. Incluso ayuda en ocasiones a librar al cuerpo de células muertas y bacterias. Así que no le tengas ninguna tirria, que es maravilloso. 

¿Cuándo aparece el flujo blanco cremoso?

Flujo blanco durante la ovulación

Cuando ovulamos es un clásico ver un poco de flujo blanco pastoso en la ropa interior. De hecho, este tipo de secreción está ahí para ayudar a los espermatozoides a llegar a su destino y fecundar al óvulo. ¿Qué ocurre cuando se acaba la fase ovulatoria? Pues que el flujo vaginal vuelve a cambiar. ¡Así es el ciclo!

Flujo blanco antes de la regla

Justo antes de comenzar la menstruación es muy (pero que muy) común tener flujo blanco cremoso junto a otros síntomas premenstruales (que puedes aliviar con un regulador hormonal como Ginevitex, por cierto).

Este flujo, al contrario que el anterior, lo que intenta es que los espermatozoides no lleguen a ninguna parte, ya que no hay óvulo que fecundar a la vista.

Además, como ya comenté antes, también puede ayudar a “limpiar” la zona de microorganismos que no deberían estar ahí

Flujo blanco después de tener relaciones sexuales

Muchas mujeres pueden ver flujo blanco lechoso tanto durante como después de tener relaciones sexuales. Esto puede deberse a varias causas, todas ellas perfectamente normales: lubricación natural a causa de la excitación, lubricantes, eyaculación femenina (o eyaculación masculina si no se utiliza preservativo) o el flujo vaginal normal de color blanquecino. 

Flujo blanco en el embarazo

¿Es normal que durante el embarazo aumente un poco tu flujo vaginal habitual? Pues sí, lo es. Mientras no notes mal olor y no tengas ningún tipo de picazón, todo va bien. De hecho, este flujo blanco espeso en el embarazo tiene el nombre de leucorrea, y es una reacción natural del cuerpo para proteger al útero de microorganismos que podrían afectar al normal desarrollo del feto.

¿En algún momento es malo el flujo blanco?

Si tu flujo vaginal blanco viene acompañado de quemazón, picor o dolor durante la penetración, puede que estés sufriendo una infección vaginal. En muchos casos la infección está causada por hongos, generalmente cándida. Este hongo vive en nuestra flora vaginal siempre, pero puede generar problemas si comienza a multiplicarse en exceso. 

Se trata de una infección muy común que puede generar flujo blanco seco, con grumos que le dan un aspecto parecido al requesón. La mayoría de las mujeres la sufren en algún momento de su vida, así que no te preocupes de más porque en principio no es nada grave. 

Si también notas mal olor en tu flujo, puede que la infección sea de otro tipo o por otro microorganismo. En cualquier caso, tanto si crees que es cándida como si no, siempre es aconsejable acudir a un especialista para que te indique un tratamiento adecuado. 

Pero vamos, que en caso de que tu flujo blanco espeso sin olor no venga acompañado de ningún otro síntoma extraño, en principio no debería ocurrir nada malo con tu cuerpo. Producimos flujo durante todo el ciclo, que nos ayuda a mantener nuestra salud y nos protege. ¡Tenemos tanto que agradecerle!

Descubre la tienda online CYCLO

Copa menstrual, compresas de tela ¡y todo lo que necesitas para vivir tu menstruación en positivo!