Cómo lavar las bragas menstruales

Imagina que existen unas bragas que absorben tu menstruación y por lo tanto no te hiciese falta llevar nada más. Y que además son reutilizables, pudiéndose lavar una y otra vez, ahorrándote dinero y viajes al súper. Y que además son tan cómodas que puedes usarlas incluso para hacer deporte. Pues deja de imaginar porque existen, y hoy vas a aprender incluso cómo lavar las bragas menstruales. ¡Atenta!

¿Cómo funcionan las bragas menstruales?

Son como unas bragas normales solo que están fabricadas con un tejido especial que absorbe el flujo menstrual para que no tengas que llevar nada más o como extra de protección. En su interior tienen una capa de tejido antimicrobiano que absorbe el fluido menstrual. Está escondida entre el algodón y el tejido externo y es absorbente, hidrófugo, antibacteriano y transpirable. 

La capa que está en contacto con el cuerpo es de algodón. Este tipo de tela es muy agradable al tacto y muy respetuosa con la piel más sensible de nuestro cuerpo. Además no deja sensación de humedad gracias a la combinación con la capa interna. La capa de fuera es la que hace que la magia suceda. Es hidrófuga y además aporta ese toque bonito y con estilo que las caracteriza.

La absorbencia de las bragas para la regla depende de cada modelo y solo tú puedes descubrir cuánto exactamente te pueden durar entre cambio y cambio. La vez que más tiempo las llevé puestas, una noche que dormí unas 12 horas, no calaron puesto que no manché el pantalón ni la sábana, pero noté como si hubiesen dejado de absorber.

¿Cómo lavar las bragas menstruales?

Lavas tus bragas compresa antes del primer uso con agua fría (preferiblemente en la lavadora) para ayudar a mejorar su capacidad de absorción. Después de cada uso, enjuágalas con agua fría hasta que deja de salir manchada. Luego déjalas en remojo en un barreño con agua fría y sal y/o vinagre y/o unas gotitas de aceite del árbol del té. Las puedes lavar a mano o en la lavadora, pero es muy importante hacerlo en agua fría, sin suavizante, sin jabón de Marsella y sin lejía. Recuerdas no lavarlas nunca en seco y evita la secadora. ¡El sol es la manera más saludable de secarlas!

Y ahora que ya sabes cómo lavar las bragas menstruales prueba alguno de los modelos disponibles, braga normal, braga alta o tanga, para disfrutar de este invento tan cómodo, higiénico y ecológico. ¿Qué más se puede pedir? ¡Ah sí! Que se sigan inventando productos para la menstruación como estos…

 

Bienvenida a la #RevoluciónSostenible

Descubre la tienda online CYCLO

Copa menstrual, compresas de tela ¡y todo lo que necesitas para vivir tu menstruación en positivo!